Un joven adicto acordó ir a prisión y un tratamiento

Está acusado de robar siete veces en menos de un año, en su mayoría para comprar droga.

Guillermo San Martín, un joven de sólo 21 años, diagnosticado con un cuadro adictivo a la cocaína de inicio precoz y gravedad elevada, aceptó su responsabilidad en siete causas por robos e irá a prisión. Como parte del acuerdo, recibirá tratamiento por su adicción.

La semana pasada se realizó una audiencia en la que la jueza Marta Suste avaló un acuerdo entre la defensa y la fiscalía y sentenció a San Martín a 3 años y 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo por siete causas.

Previamente, en otra jornada, tanto la fiscal Soledad Rangone como Patricia Brizuela señalaron las condiciones del acuerdo con la defensora oficial Laura Giuliani y resaltaron como atenuante que el condenado no posee antecedentes. Como agravantes, en cambio, hicieron hincapié en la reiteración y cantidad de los hechos, así como en la gravedad de algunos.

También describieron que San Martín había recibido una probation el 2 de marzo -por cuatro causas-, la cual violó siete días después, tras ser detenido nuevamente por un robo. Asimismo, solicitaron que se le imponga la realización de un tratamiento (ver aparte).

El derrotero de causas judiciales comenzó el 5 de junio de 2017, cerca de las 2, en calles Ceferino Namuncurá y Don Bosco.

Allí, junto a una mujer y un adolescente, interceptaron a un hombre, lo amenazaron un cuchillo y lograron robarle la bicicleta en la que circulaba.

p13-pieza-cuadro-patologico-adicciones.jpg

Fue a los pocos metros de la huida que notaron que la víctima venía tras ellos, por lo que reaccionaron tirándole piedras. A pesar de eso, el damnificado logró avisar a la Policía y San Martín fue detenido.

Así terminó con su primera acusación por robo doblemente agravado, por ser cometido en poblado y en banda, y con arma, en grado de tentativa.

No tardó mucho en volver a delinquir: el 11 de julio de ese mismo año rompió el vidrio de un auto estacionado y sumó una causa por daño. Después le siguió un robo agravado por escalamiento, en grado de tentativa, el 5 de octubre de 2017, cuando lo atraparon robando 4 mil pesos.

Finalmente, el pasado 11 de abril, cometió dos robos contra el mismo local, ubicado en calle San Martín al 500. El botín fue $21 mil y 10 jeans.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído