Un joven está en coma tras ser detenido por la Policía

Tuvo un paro cuando lo atendía el SIEN. La mamá acusa a la fuerza.

En medio del dolor, Adelina, mamá de Facundo de 22 años, apenas puede encontrar una explicación de por qué su hijo se encuentra internado en terapia intensiva del hospital Castro Rendón, en estado de coma y con múltiples contusiones. Su pronóstico es reservado y se esperaba la realización de una resonancia para determinar qué le ocasionó el coma.

Hasta el momento, se sabe que llegó en coma al Hospital Regional trasladado por los médicos del SIEN, ya que mientras lo atendían en la calle sufrió un paro cardíaco, fue reanimado e intubado. También se determinó que había consumido sustancias prohibidas. Los primeros estudios descartaron fractura de cráneo o hemorragia intercraneal.

Te puede interesar...

A Adelina le dijeron que su hijo se habría robado un perfume y que cayó de un paredón. Ella, con la factura de ese producto paga en mano, apuntó contra la Policía. Sin embargo, desde la fuerza explicaron que el joven se golpeó contra un vidrio al intentar escapar de un hecho delictivo.

Eran alrededor de las 17 del jueves cuando la mujer, oriunda de Picún Leufú, se enteró de que su hijo se encontraba internado en el Hospital Regional y viajó de inmediato. Hacía tan sólo cuatro meses que Facundo se había mudado a la capital neuquina para trabajar en un hipermercado. “Cuando llegué al hospital, me presenté y vi a mi hijito en la camilla y la doctora que me atendió me dijo: ‘Su hijo se cayó de un paredón de dos o tres metros huyendo de la Policía por los techos’”, explicó con dolor Adelina.

Lo que nunca se esperó al ingresar fue encontrarlo todo golpeado y en coma. “Cuando entré, me quería morir, mi hijo no se había caído, estaba todo golpeado, todo roto, con las cejas cortadas, un ojo cerrado, golpes en los brazos y en las piernas. A mi hijo le pegaron y se les fue la mano”, concluyó la mujer.

Ella contó que todo ocurrió cerca de las 14, cuando estima que Facundo estaba yendo a trabajar. “La doctora me dijo que mi hijo quiso robar, salí afuera (de la habitación) con todo el dolor de madre a llorar, y pedí sus pertenencias”, afirmó la madre. Entonces fue cuando un efectivo, siempre según su versión, le mencionó que estaba demorado por robar un perfume, pero al revisar su billetera encontró “la factura pagada del perfume que mi hijo supuestamente se había robado”.

"Cuando entré me quería morir, estaba todo golpeado. A mi hijo le pegaron y se les fue la mano”, dijo Adelina, Mamá de Facundo

Al respecto, Adelina señaló que como el hecho sucedió en calle Periodistas Neuquinos al 100, donde hay cámaras, ya hizo la denuncia en fiscalía. “Me dijeron que están tomando cartas en el asunto”, aseguró la mujer y agregó: “No voy a parar hasta encontrar a los responsables que le hicieron esto. A mi hijo siempre le enseñé el respeto por la autoridad, pero estos no se lo merecen. Sé que fueron más de cinco policías”, agregó Adelina y manifestó que si realmente se hubiera caído de cuatro metros, tendría fracturas y no sólo golpes y cortes.

“Tengo miedo por mi seguridad, pero de acá no me voy a ir hasta llevarme a mi hijo y que paguen los responsables”, afirmó Adelina.

pibe coma

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído