Un legislador y un funcionario municipal fueron víctimas de robo

Los hechos delictivos se dieron entre ayer y hoy y son parte de una ola de robos que sufre Bariloche.

Un legislador provincial y un funcionario del municipio de Bariloche fueron víctimas de hechos delictivos ocurridos entre la tarde del miércoles y la madrugada de hoy, cuando delincuentes ingresaron a sus viviendas y sustrajeron distintos elementos.

Los hechos delictivos tuvieron lugar en medio de una ola de robos que castigan a los barrios del Este de Bariloche, los cuales generaron fuertes críticas a la conducción policial de las unidades que tienen jurisdicción en la zona.

Te puede interesar...

El primero de los hechos ocurrió en la casa del legislador rionegrino Alejandro Ramos Mejía, ubicada en el barrio Pinar del Sol, a 5 kilómetros de Bariloche. Los delincuentes ingresaron sin ejercer violencia y se llevaron una consola de juegos playstation 4, un proyector, computadoras y varios televisores led.

La denuncia fue radicada por el mismo parlamentario, quien llegó a su casa el miércoles cerca de las 21 y se encontró con los elementos faltantes, aunque no había evidencias del accionar de los malvivientes.

El secretario de Gobierno del municipio local, Marcos Barberis, también resultó damnificado por un hecho delictivo ocurrido en su casa del barrio Las Chacras, a 15 kilómetros al este de Bariloche.

El funcionario volvió a su casa durante la madrugada de este jueves y se percató que habían violentado la ventana de una de las habitaciones, a través de la cual lograron ingresar.

De acuerdo a la denuncia, los autores se llevaron teléfonos celulares, consolas de juego y prendas de vestir.

La vivienda de Barberis está ubicada en el ejido de Bariloche, aunque la denuncia fue radicada en la Comisaría 36º de Dina Huapi, que es la que tiene jurisdicción en el barrio donde ocurrió el ilícito.

Dicha dependencia policial es foco, desde hace varios días, por la sucesión de acontecimientos delictivos que se producen cuando las viviendas están sin moradores.

El intendente de la localidad, Danilo Rojas, expresó su preocupación por la situación y aseguró que la problemática demandó “una reunión en la capital provincial, Viedma, para analizar junto a la policía rionegrina medidas de prevención que ayuden a poner límite a la ola de robos”.

Los ladrones atacan entre las 8 y las 10 de la mañana cuando las viviendas están vacías. Se llevan, en la mayoría de los casos, televisores, consolas de juego, computadoras y otros dispositivos electrónicos.

Desde la fuerza policial reconocieron que hubo un incremento en la cantidad de delitos que son denunciados y anticiparon medidas para poner coto a esos hechos, como operativo de prevención, más patrullajes y presencia de uniformados en los sectores más castigados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído