Un nene se arrojó bajo el tren para cumplir un reto

La extraña muerte de un alumno de sólo 12 años conmociona a Costa Rica.

COSTA RICA

La muerte de Sebastián, un alumno de apenas 12 años que se lanzó a las vías del tren después de haber sufrido acoso escolar, mantiene en vilo a Costa Rica y abrió en la pequeña nación centroamericana un debate sobre la violencia en las aulas. La tragedia se produjo el 28 de febrero en la capital, San José, en las afueras del estatal Liceo de Costa Rica, uno de los centros de segunda enseñanza de más tradición en el país.

Sebastián murió poco después de ser arrollado por la locomotora. Según su familia, perdió la vida porque fue azuzado por otros alumnos del liceo, que es sólo para chicos, para que enfrentara un reto y demostrara su valentía. “El pecado de mi pequeño gigante fue ser pequeño de estatura, porque él era brillante de mente y gigante de corazón”, dijo abatido su padre, Gonzalo Díaz Pérez. “Un reto me lo mató”, manifestó entre lágrimas Rocío Valverde, la madrina del pequeño, en un homenaje a Sebastián que congregó a unas 200 personas en la capital. Con velas y cánticos recordaron al chico.

Su muerte puso sobre el tapete un grave problema que se entroniza en algunos centros educativos del país: el acoso escolar (bullying) y el llamado matonismo. De hecho, después de la tragedia afloraron quejas y relatos de familiares y ex alumnos sobre las prácticas de acoso que según ellos se han venido enquistando en el Liceo de Costa Rica. Una de éstas, relataron, consiste en embadurnar la cara de los más pequeños con lustre de zapatos durante la celebración del Día del Niño, cada 9 de septiembre. O introducir a los más chicos a la fuerza en baldes de basura o chantajearlos a cambio de dinero, comentó Diana Cerdas, una madre que por esas razones retiró a su hijo del liceo” como se le conoce popularmente.

La Policía Judicial lleva a cabo una profunda investigación para ubicar a los responsables de la muerte de Sebastián. El colegio mantiene cerradas sus puertas desde el lunes y ha sido intervenido por las autoridades del Ministerio de Educación que, además de investigar en forma paralela a la Policía, buscan proteger la integridad de los 860 estudiantes de la institución, después de que surgieran denuncias por supuestas amenazas contra muchos de ellos.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, reconoció que el acoso escolar también está afectando a otros centros de enseñanza del país centroamericano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído