Un nuevo alud dejó a cientos de turistas varados

Ocurrió ayer a la noche en Uspallata. No se reportan heridos. El Ejército Argentino y Vialidad Nacional realizan un by pass en el lugar que permitiría el regreso de los damnificados.

Por un fuerte temporal de lluvia y granizo, un nuevo alud en la alta montaña mendocina dejó a 200 vehículos varados la noche de este lunes luego de arrasar un puente en la ruta 7, en la localidad de Uspallata, a unos 100 kilómetros de la capital provincial.

Por tal motivo, se espera en las próximas horas la llegada de puentes Bailey, de más de 25 metros, en manos del Ejército Argentino y Vialidad Nacional, para realizar un by pass en el lugar, lo que permitiría el regreso de los perjudicados por los desplazamientos de material de arrastre. El fuerte deslizamiento destrozó el puente y provocó un socavón de unos 10 metros en el kilómetro 1126, en las inmediaciones de un arroyo de esa localidad montañosa de Las Heras. Según informaron desde la Dirección de Vialidad, por la contingencia no se reportaron heridos, mientras que un equipo oficial acudió al lugar en la noche de este lunes.

Las autoridades locales, tal como hicieron hace 10 días, cuando se produjo una docena de aludes en el corredor internacional, que dejó más de 3.500 personas varadas, conformaron un comité de crisis que trabaja arduamente en la zona para asistir a los afectados con alojamiento y comida e intentar normalizar la situación, que derivó en el cierre del Paso a Chile, el cual podría abrirse dentro de las próximas 36 horas.

Ante esta emergencia, Uspallata quedó prácticamente incomunicada, por lo que las personas que regresaban a la provincia desde la alta montaña o desde Chile tuvieron que permanecer en la villa cordillerana. "La situación es muy grave, no hay posibilidades de cruzar", expresó el titular de Vialidad provincial, Miguel Rivas, quien aguarda la llegada de dos puentes de emergencia. Mientras, en Mendoza el tránsito para quienes buscaban subir a la zona precordillerana está habilitado hasta el cruce entre ruta 7 y 40, donde aguardan decenas camiones. A su vez, quienes buscaban cruzar al vecino país tomaron vías alternativas como el Paso Pehuenche, en Malargüe, que se encuentra colapsada por la alta demanda, así como Pino Hachado, en Neuquén.

En la zona del fuerte alud se encuentra trabajando personal de Gendarmería, Ejército y la comuna de Las Heras, así como las máquinas de Vialidad, también en busca de la habilitación de un camino alternativo, como es la ruta 52, que une Uspallata con Villavicencio. Asimismo, el ministro de Seguridad, Gianni Venier y el titular de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, viajaron de urgencia a la zona junto con otro grupo de funcionarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído