Un policía maltrató a una docente que fue al juicio por jurados

La víctima trabaja en la Universidad Católica de Salta. Presentó un escrito en la Ofiju y de inmediato se pidió el desplazamiento del efectivo policial.

POR GUILLERMO ELÍA / policiales@lmneuquen.com.ar

Un efectivo policial maltrató y quiso impedir que una abogada y docente de la Universidad Católica de Salta ingresara con una alumna al juicio por jurados, oral y público que se realiza por el crimen de Fernanda Pereyra.

Frente a esta situación, la damnificada, María José Vera, presentó un escrito en la Oficina Judicial (Ofiju), que de inmediato pidió el desplazamiento del policía involucrado. Además, desde el Departamento de Seguridad y Traslados de la Policía confirmaron que ya se le inició una investigación interna.

El episodio ocurrió el jueves a la mañana cuando arrancaba el juicio por jurados más extenso de la historia del nuevo código, que además incluirá 12 audiencias de corrido y unos 50 testigos.

La docente y su alumna hicieron el registro pertinente y cuando fue a ingresar a la sala, la abordó el efectivo Rodrigo Cid. “De modo totalmente prepotente me dijo, en término literal, que él era el que ‘manejaba todo ahí’”, indicó Vera en su escrito presentado en la Ofiju.

El agente, faltándole el respeto a la letrada, le cuestionó por qué iba al juicio y le dijo que no sabía si la iba a dejar pasar.

Esta situación ocurrió delante de varias personas, por lo que la mujer presentó una nota a Fernando Fuentes, de la Ofiju, quien de inmediato tomó cartas en el asunto.

Fuentes habló con la jefa del Departamento de Seguridad y Traslados de la Policía, que está a cargo de la seguridad de la sala pero no puede restringir el ingreso del público, facultad que sólo tiene el juez o la jueza interviniente en la sala de audiencias.

Posteriormente, en una nota Fuentes dejó en claro: “Requiero se tomen las medidas administrativas correspondientes y se desafecte al nombrado de sus funciones en salas de audiencia hasta tanto se resuelva su situación”.

Por su parte, la jefa de dicho departamento le notificó a Fuentes el desplazamiento de Rodrigo Cid y el inicio de una investigación interna para establecer su accionar.

Tras este episodio, la Ofiju solicitó que se habilite un libro quejas al público y que se instalen carteles informando su disponibilidad para quien requiera usarlo. Además, le pidió las disculpas del caso a la abogada y docente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído