Un primo de la reina Isabel salió del clóset

Tiene tres hijos y es el primero de la realeza en decir que es gay.

Inglaterra

Lord Ivar Mountbatten, uno de los primos de la reina Isabel II de Inglaterra, se convirtió en el primer miembro de la familia real británica que se ha declarado abiertamente homosexual. Mountbatten tuvo tres hijos con su esposa, Penelope “Penny” Thompson, de quien se divorció en 2011.

La mismísima reina Victoria es la chozna de Mountbatten, de 53 años, que a su vez es gran sobrino de Earl Mountbatten de Birmania; y primo de la reina Isabel II. Lo último es lo más sencillo, pero no se pueden obviar sus otros cargos.

En una entrevista publicada por el periódico The Mail on Sunday, Mountbatten explicó que tuvo dudas sobre su sexualidad, pero que finalmente encontró la felicidad con su actual pareja, James Coyle, con quien se ha fotografiado públicamente. Coyle es director de un servicio de azafatas de vuelo y se conocieron hace poco más de un año, en marzo de 2015. Fue pura casualidad. James estaba en un bar y saludo efusivamente a Ivar al confundirlo con un conocido. La atracción fue inmediata.

“Penny lo sabía antes de casarnos. Le dije que era bisexual, que sentía atracción por los dos. En su momento fue comprensiva y siempre le estaré agradecido”, explicó. Y no dudó en agregar: “Salir del clóset es una expresión divertida, pero parece que es lo que he hecho, salir hacia un lugar en el que estoy contento de estar. He tenido problemas con mi sexualidad y en cierto modo sigo teniéndolos. Ha sido un viaje largo”, confesó.

Con el paso del tiempo la familia británica se ha mostrado cada vez menos conservadora. El 16 de junio, Guillermo de Inglaterra se convirtió en el primer miembro de la familia real inglesa en conceder una entrevista a una publicación gay, en un gesto recibido por el colectivo LGTB de Reino Unido como un fuerte respaldo a la idea de diversidad tan poco subrayada desde palacio.

El segundo en la línea de sucesión a la corona británica fue el protagonista de la tapa de julio de la revista Attitude, destinada a la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero, cuya favorable respuesta se entiende por el hecho de que el duque de Cambridge no hubiera protagonizado nunca esa portada sin el consentimiento de su abuela, la reina Isabel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído