El clima en Neuquén

icon
16° Temp
81% Hum
La Mañana soldados

Un reencuentro de soldados que fue cumbre

Integrantes de la Compañía de Cazadores de Montaña de Primeros Pinos de 1995 ascendieron el cerro Palau Mahuida.

Desde hace años los une una gran amistad, mantienen el espíritu de camaradería y el sentimiento patriótico forjado durante su paso por una unidad del ejército que los moldeó como soldados y que se caracteriza por ejecutar operaciones en un ambiente geográfico particular.

Todo esto fue motivo más que suficiente para que un grupo de ex soldados voluntarios de la primera incorporación en 1995 de la Compañía de Cazadores de Montaña 6 de Primeros Pinos se reencontrara para llevar adelante una “misión” que los llenó de alegría y orgullo. El 13 de este mes, cerca del mediodía, este grupo de hombres de entre 46 y 47 años logró hacer cumbre en el cerro Palau Mahuida, de 2690 metros sobre el nivel del mar, con el objetivo de colocar una cruz de hierro de más de 60 kilos.

Te puede interesar...

La compañía es única en la provincia por ser una tropa de operaciones especiales del Ejército argentino que se caracteriza por la capacitación de sus hombres en operaciones de montaña y en zonas frías y elevadas latitudes, que otras no pueden hacerlo. Ese perfeccionamiento andino se refleja en su escudo distintivo, un cóndor plateado, y en su lema: “Donde nadie se atreve”.

p08-f1a-nqn(SCE_ID=496437).jpg

De aquel grupo de soldados voluntarios, tres continuaron la carrera militar, dos participaron de la cumbre.

El sargento primero Hugo Sandobal, quien continúa integrando la mencionada unidad, comentó que la idea de realizar el ascenso surgió durante un encuentro que tuvieron después de largo tiempo de no poder hacerlo por la pandemia.

“Somos más de diez personas que nos encontramos, planteamos la idea y chequeamos cómo iba a estar el tiempo para esa fecha, ya que todos podían por ser fin de semana largo por el feriado de Carnaval”, comentó el militar. Y agregó: “De alguna manera, lo que se puso a prueba para ese objetivo era si todavía seguían vivos en nosotros los valores, la camaradería y el sentimiento patriótico llevando en alto a la unidad que nos formó como soldados”.

Señaló que de aquel grupo de veinte soldados voluntarios que se incorporaron en 1995 a la compañía, solo tres continuaron la carrera militar. “El sargento primero Gustavo Inostroza, quien también participó de esta iniciativa, y yo integramos la unidad de Cazadores, y otro fue destinado al Regimiento de Infantería de Montaña 10 con asiento en Covunco”, detalló Sandobal.

“Lo que se puso a prueba para este objetivo era saber si seguían vivos en nosotros los valores, la camaradería y ese sentimiento patriótico que nos formó como soldados”. Hugo Sandobal. Sargento primero de la Compañía Cazadores de Montaña VI

Comentó que sintieron una gran emoción cuando se convocaron en el punto de encuentro. “Era el lugar donde tomábamos el colectivo cuando era soldado para subir a Primeros Pinos en el cruce de la Ruta 13 y la 22 que va a Las Lajas”, dijo. Allí, “donde no faltaron los abrazos y la emoción”, se inició la marcha hasta el cerro Palau Mahuida.

p09-f1-nqn(SCE_ID=496439).jpg

Sandobal dijo que lo sorprendió el ritmo que tuvo el grupo durante la travesía que se extendió por cuatro horas. “Muchos no se dedican actualmente a la actividad de montaña, como es mi caso, y pensé que algunos no iban a llegar; que todos hayan podido hacer la cumbre nos llenó de orgullo”, resaltó.

“Como soldados voluntarios que fueron durante ocho años, todos tienen la aptitud de tropa de montaña y, antes de recibir su baja contaron, con mucha experiencia en la montaña, y con esta iniciativa recordaron esos momentos”, sostuvo.

Con relación a la cruz de hierro (de 2 metros de largo por 1,40 metros de ancho) que emplazaron en lo más alto del Palau Mahuida, el sargento comentó que fue confeccionada por un soldado y llevada durante el ascenso por entre tres y cuatro personas.

“Haberla puesto en la cumbre no fue por una promesa sino por el sacrificio, la constancia y mantener las tradiciones y valores que vivimos en la institución que nos educa y nos hace conocer los valores de la familia y de la patria”, indicó.

Los participantes del ascenso al cerro fueron Hugo Sandobal, Rolando Seguel, Leonardo Maldonado, Miguel Monte, Claudio Campos, Ariel Valdebenito, Martín Valdebenito, Walter Aliaga, Antonio Benegas, Horacio Colipe, Manuel Quinchao, Gustavo Inostroza, Rafael Sáenz.

p09-f2-nqn(SCE_ID=496440).jpg

Grupo especial en búsqueda y rescate en montaña

Uno de los integrantes del grupo que el 13 de este mes hizo cumbre en el cerro Palau Mahuida participó hace dos años de uno de los rescates más recordados realizado por efectivos de la Compañía de Cazadores de Montaña 6 de Primeros Pinos.

El 26 de agosto de 2019, el sargento primero Gustavo Inostroza participó junto con otros efectivos comandados por el jefe de unidad, teniente coronel Ignacio García Solorzano, de las tareas de rescate de once andinistas que se extraviaron en la alta montaña del cerro El Atravesado cuando realizaban una caminata. Ubicado 50 kilómetros al oeste de Zapala, la zona del cerro es de alta dificultad si las condiciones climáticas son adversas.

Los andinistas fueron sorprendidos por el mal clima imperante cuando emprendían el descenso del cerro.

Esta unidad de tropas especiales se caracteriza por la capacitación de sus hombres en operaciones de montaña, así como por la disponibilidad de medios aptos para el trabajo en ese ambiente geográfico particular.

La compañía cuenta, en forma permanente, con un grupo especializado en búsqueda y rescate, el que tuvo a cargo las tareas de rescate de los once andinistas extraviados en esa oportunidad.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.1666666666667% Me interesa
86.458333333333% Me gusta
2.0833333333333% Me da igual
1.0416666666667% Me aburre
6.25% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario