El clima en Neuquén

icon
30° Temp
26% Hum
LMNeuquen Tren

Un viaje en el Tren del Valle, con menos pasajeros y estrictos protocolos

El servicio se retomó después de ocho meses de interrupción. Los viajeros destacan la seguridad y el bajo precio de los pasajes.

Tras más de ocho meses de suspensión, el Tren de Valle volvió a transitar las vías de Neuquén y Cipolletti. El servicio comenzó con estrictos protocolos y con un puñado tímido de pasajeros, pero con la promesa de recuperar otra vez su lugar como una alternativa práctica y económica para los usuarios que quieren transitar por el Alto Valle sin caer en los embotellamientos.

Faltan unos minutos para las cuatro de la tarde y el sol ataca con fuerza a la locomotora ya en marcha y a los vagones vacíos, que aguardan por la llegada de los primeros pasajeros. Antes que suba nadie, una trabajadora enfundada en un traje blanco ingresa a la formación para rociar todas las superficies con desinfectante.

Te puede interesar...

Un agente de la Policía Federal es el encargado de rociar alcohol en las manos de las pocas personas que se decidieron a viajar, mientras que el único miembro de la tripulación acerca un termómetro de pistola a la frente de los pasajeros para comprobar que ninguno se suba con fiebre. En los vagones semi desiertos, unas cintas plásticas de peligro clausuran un asiento por medio, para garantizar que todos los viajeros cumplan con el distanciamiento social.

Tren Neuquen- Cipolletti (13).JPG

En su primer día de servicio, el Tren del Valle sólo recibe a los trabajadores esenciales que cuentan con un permiso especial de circulación y que demuestren no tener fiebre ni síntomas de coronavirus. En total, se ofrecen doce servicios diarios, divididos en dos turnos, que comienzan a primera mañana en Neuquén y terminan al atardecer con un viaje desde Cipolletti.

En medio del sonido ensordecedor de las máquinas, el operativo de ingreso se hace con rapidez y el andén neuquino queda otra vez desierto. A las 4.05 puntual, el tren se pone en marcha y atraviesa a paso lento el Parque Central.

La baja velocidad con la que circula el Tren del Valle permite observarlo todo: al césped cuidado del Parque Central y a los automovilistas, que por primera vez en ocho meses se enfrentan a las barreras y los conos de los pasos a nivel. También a los banderilleros con sus trajes marrones y sus banderines verdes y colorados, a un grupo de adolescentes que se refrescan en el río y a dos niños traviesos que caminan con gomeras en mano por debajo del puente interprovincial.

Tren Neuquen- Cipolletti (7).JPG

Apenas seis pasajeros viajan hasta Cipolletti a las cuatro de la tarde. Fabián regresa a su casa en la localidad rionegrina después de una jornada de trabajo en una sucursal del Banco Provincia de Neuquén (BPN). Aunque era un usuario regular del Tren del Valle, en marzo comenzó a usar el colectivo para prestar un servicio esencial. “Lo peor era cuando cortaban el puente y tenía que cruzar caminando”, explicó.

María Elena coincide. Ella vive en Cipolletti y viaja a Neuquén para cuidar a adultos mayores. También tiene permiso de trabajador esencial pero, a diferencia de Fabián, siempre se manejó en colectivo. “Por más de dos meses había embotellamientos en los puentes y tenía que cruzar caminando”, se quejó. Aunque las flexibilizaciones permitieron que los micros normalicen su servicio, optó por tomarse el tren tras saber del regreso de los servicios. “Nunca había viajado y lo veo muy bueno, es nuevo y se respeta el distanciamiento”, dijo.

Tren Neuquen- Cipolletti (10).JPG

Por la falta de estaciones intermedias, el tren es un servicio complementario para muchos pasajeros. María Elena se baja de los vagones y se toma un colectivo hasta su trabajo en Neuquén. Norma, por su parte, vive en Fernández Oro y llega hasta la estación cipoleña en auto. Lo deja estacionado y se sube al ferrocarril para viajar hasta su trabajo, en un centro traumatológico de la capital neuquina.

“La gente recién se está enterando”, dijo Juan Salgado, el conductor del Tren del Valle. Afirmó que en el futuro, cuando se flexibilicen las medidas sanitarias, van a sumarse nuevos horarios y más personas podrán aprovechar el servicio, que se propone como una alternativa para evitar los cortes de tránsito y los obligados cruces a pie por los puentes sobre el río Neuquén.

Un viaje en el Tren del Valle, con menos pasajeros y estrictos protocolos

Bajos precios y pocos pasajeros

En el primer día de funcionamiento, el tren contó con poca convocatoria. En promedio, unos cinco pasajeros usaron cada servicio para viajar desde Neuquén hasta Cipolletti o en el sentido contrario. Sin embargo, la mayoría de ellos destacaron que la ventaja que destaca al ferrocarril sobre otras alternativas de transporte es su bajo precio.

“Es la forma más económica de viajar, porque sale sólo 9 pesos el viaje, mientras que el colectivo cobra 34 pesos”, sostuvo Fabián, un usuario cipoleño del servicio. Norma, que vive en Fernández Oro y trabaja en Neuquén, aclaró que es mucho más barato viajar por las vías que pagar la nafta para conducir hasta su trabajo. “La nafta subió mucho y el tren se mantiene barato”, detalló.

Cada conexión del Tren del Valle cuesta 9 pesos y se paga con la tarjeta SUBE arriba del vagón, lo que permite que jubilados y beneficiarios de planes sociales accedan a un descuento. Los que no posean la tarjeta pueden comprar un pasaje en las boleterías de ambas estaciones.

Tren Neuquen- Cipolletti (3).JPG

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.4054054054054% Me interesa
67.567567567568% Me gusta
8.1081081081081% Me da igual
13.513513513514% Me aburre
5.4054054054054% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario