El clima en Neuquén

icon
14° Temp
59% Hum
La Mañana +Salud

Una dolencia silenciosa, pero muy molesta: la incontinencia urinaria

El 14 de marzo es el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, una enfermedad asociada con la salud femenina principalmente, pero que también afecta a los hombres.

Si bien se la suele asociar solo a la mujer, porque la prevalencia es mayor, la incontinencia urinaria es una “afección silenciosa” que afecta a millones en todo el mundo y también está presente en los hombres.

Sufrir de incontinencia urinaria generalmente está ligado a una musculatura del suelo pélvico debilitada. El embarazo, la obesidad y la práctica de deportes de alto impacto, entre otros factores, pueden afectar esos músculos, se resaltó en el marco de la campaña de prevención +Salud, que llevan adelante la Legislatura de Neuquén, junto a LMNeuquén y LU5 AM600.

Te puede interesar...

“El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que están en la base de la pelvis. Cabe destacar que un suelo pélvico debilitado no solo está ligado a la incontinencia urinaria, una afección de la que poco se habla pero que afecta a 400 millones de personas en todo el mundo, sino también al dolor al mantener relaciones sexuales, anorgasmias, prolapsos vaginales y de vejiga, y muchas otras patologías”, explicó Carolina Suarez, especialista en ginecología y obstetricia.

Hay tres formas de incontinencia: incontinencia de esfuerzo (escapes de orina al toser, reír, estornudar, o al realizar algún esfuerzo físico); incontinencia de urgencia (vinculada a un deseo muy intenso, e incontrolable de orinar con dificultades para llegar a tiempo al baño) y la mixta (una combinación de las anteriores).

Este trastorno afecta más a las mujeres que tuvieron partos vaginales o alteraciones hormonales. Esta problemática lleva a muchas personas a modificar sus hábitos y rutinas dejando de hacer actividades que les dan placer, lo cual hace que vayan perdiendo calidad de vida.

"Los embarazos, los partos vaginales y las alteraciones hormonales -producidas especialmente durante la etapa posmenopáusica- predisponen a las mujeres a la aparición de incontinencia urinaria de esfuerzo, atrofia y laxitud vaginal, otros dos síntomas que disminuyen el placer sexual e impactan en el día a día femenino", agregó María Emilia Alcoba, directora de Sens Medical.

Existen tratamientos para tratarlo, que son más eficientes cuanto más pronto comienzan a realizarse. “Los ejercicios de Kegel son ejercicios simples que consisten en activar la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina. De todas maneras, es importante consultar con un especialista en suelo pélvico para la correcta indicación”, destacó la kinesióloga Valentina Urbina.

También hay tratamientos que se pueden realizar con aparatología específica.

Menopausia

En la menopausia es muy frecuente sufrir de la pérdida involuntaria de orina. Este problema tiene repercusión en la vida social del paciente, que opta por evitar reuniones o espacios compartidos.

¿Cómo prevenir?

La práctica de los ejercicios de Kegel, son recomendados por los especialistas: consiste en ejercitar el músculo pubococcígeo (el principal músculo del suelo de la pelvis), contrayéndolo y relajándolo reiteradamente.

Este músculo es el que se utiliza para impedir la salida de la orina, por lo que para identificarlo se debe probar primero realizando cortes durante la micción. Una vez identificado, se puede comenzar con series de 10-20 contracciones/relajaciones, repitiendo el ejercicio a lo largo del día. Se debe ser constante, indicaron los especialistas.

También se recomienda reducir el consumo de sustancias que estimulan la vejiga en exceso como la cafeína, el alcohol, y ciertos medicamentos como los diuréticos. Combatir el estreñimiento, y evitar el sobrepeso, es clave además, porque produce un aumento de la presión intraabdominal.

Claves

¿Qué es la incontinencia?

Es la incapacidad para contener la orina, con síntomas que pueden variar desde un escape leve hasta su salida abundante.

Según la Sociedad Internacional de Continencia (ICS) existen dos tipos básicos de incontinencia urinaria: la Incontinencia Urinaria de esfuerzo (IOE) y la Incontinencia Urinaria de Origen (IOU).

La primera se produce cuando existe pérdida relacionada con el esfuerzo, en general debido a que los músculos que controlan el flujo de orina no funcionan de manera adecuada. Puede producirse al toser, reírse, estornudar, hacer ejercicios o cargar algún objeto pesado.

¿Cuáles son los factores de riesgo que la producen?

  • Embarazo o parto vaginal.
  • Desgarros del piso pélvico durante el parto.
  • Prolapsos de los órganos de la pelvis (por relajación de los medios que lo mantienen fijo)
  • Cirugía del área pélvica o de próstata (hombres).

La Incontinencia Urinaria de Urgencia, es la que está precedida por la sensación imperiosa de orinar. Este tipo de IO es más común entre las personas mayores. Su causa puede ser neurológica (por ejemplo, asociada a parkinsonismo) u otros factores aún desconocidos.

La causa de base más común de la Incontinencia Urinaria de Urgencia es la infección urinaria.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

87.096774193548% Me interesa
6.4516129032258% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
6.4516129032258% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario