Una fiesta por la bandera

Una multitud participó del acto central que se realizó en Neuquén.

Neuquén.- El acto del Día de la Bandera fue una fiesta que reunió a más de dos mil personas en el Parque Central. Los colores patrios se multiplicaron en escarapelas, banderines y estandartes de todas las formas y tamaños posibles. La multitud siguió atenta la ceremonia, agolpada sobre las vallas, y estalló en un aplauso cuando medio millar de alumnos de cuarto grado hicieron su promesa bajo una lluvia de papel picado.

El gobernador Omar Gutiérrez y el intendente Horacio Quiroga se sumaron al clima festivo y compartieron fotos fuera de protocolo con los más pequeños. Con un banderín celeste y blanco cada uno, también accedieron a sacarse selfies con docentes y vecinos.

Te puede interesar...

La ceremonia comenzó a las 15, con un cielo tan celeste como las banderas que decoraban la explanada de Sarmiento y Olascoaga. Una vez que las autoridades se acomodaron en el palco, se cantaron los himnos y se escucharon los discursos de rigor, centrados en la figura de Manuel Belgrano. Quiroga hizo énfasis el carácter multifacético del prócer; mientras que Gutiérrez subrayó la importancia de este tipo de homenajes para la unidad de los argentinos.

Acto-20-de-Junio-(28).jpg

El momento más intenso llegó con la promesa a la bandera de los chicos. La directora de la primaria 295, Patricia Burgos, leyó una introducción y luego sus colegas de las otras ocho escuelas presentes la acompañaron en la clásica pregunta a los pequeños de cuarto grado.

Frente a ellas, unos 500 alumnos respondieron al unísono con un fuerte “sí, prometo”, bañado por los flashes de los papás, que empuñaban bien alto sus celulares desde detrás de las vallas. Como broche, los chicos quedaron envueltos en una lluvia de papelitos celestes y blancos, mientras una grúa sostenía una bandera gigante como telón de fondo.

Acto-20-de-Junio-(61).jpg

Como estila la tradición, durante la tarde se sirvió chocolate caliente para todos los presentes. El encuentro de neuquinos fue una gran fiesta popular.

Los alumnos, eufóricos, se abrazaron y saltaron a la vez que lucían orgullosos sus nuevas medallas. Este año participaron de la promesa las escuelas 125,136, 175, 295, 296 y 180, más la especial 20 y los colegios Millaray y Manuel Belgrano.

Después de los chicos, llegó la jura de los nuevos integrantes del Ejército, con un operativo más solemne. A continuación, fue el turno de los ex combatientes de Malvinas, que renovaron su promesa de juventud. El presidente del Centro de Veteranos, David Salazar, encabezó la reafirmación de lealtad con Gutiérrez y Quiroga a cada lado, visiblemente emocionado.

Como cierre, hubo un desfile sobre la explanada junto a las vías, que culminó con una suelta de claveles celestes y blancos sobre la fuente del cenotafio a los caídos en Malvinas.

De Las Ovejas al acto en Rosario

Alumnos de la Escuela Primaria 30 de la localidad de Las Ovejas viajaron días atrás a la ciudad de Rosario, donde participaron de la promesa a la bandera junto a 20 mil chicos de todo el país. Fueron 22 estudiantes de cuarto grado y cinco docentes que hicieron una travesía desde el norte neuquino hasta la capital santafesina, conde conocieron el Monumento a la insignia patria y también visitaron el Jardín de los Niños y la Granja de la Infancia, ubicados en la misma ciudad.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído