Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en cero y par (2, 4, 6, 8)

LMNeuquen Sistema

Una idea de Pensylvania mejora las empresas locales

El sistema mide el éxito con un mix entre la renta y el impacto social y ambiental. Los detalles, en esta nota.

Por Alejandro Olivera - olivera@lmneuquen.com.ar

Un grupo de emprendedores quiere mejorar las empresas neuquinas a través del Sistema B, que es un movimiento internacional que persigue una revolución del paradigma del éxito empresarial. "La idea es empezar a medir el éxito en términos de triple impacto positivo. Se trata de hacer una combinación entre la rentabilidad financiera con el impacto social y ambiental", comentaron a LM Neuquén.

Te puede interesar...

Los promotores integran el Nodo Confluencia, que se conformó recientemente con un buen recibimiento de parte de los sectores público y privado locales.

En este contexto, no sólo apuntan a llevar su propuesta a todas las grandes firmas que operan en la región, sino que también invitarán a todas las pymes a sumarse.

El Sistema B fue creado por la organización sin fines de lucro B Lab, con el objetivo de cambiar las prácticas empresariales. Busca que las compañías dejen de medir el éxito únicamente en términos económicos y que apunten a generar un impacto positivo ambiental y social. "Este movimiento busca hacer mejores empresas para el mundo", manifestaron.

Para lograr esto, en su sitio web (sistemab.org) ofrecen una herramienta libre y gratuita para que los empresarios evalúen si sus negocios cumplen con los requisitos del triple impacto.

Se trata de un formulario -se adapta a las características de cada empresa- que reúne toda la información de la compañía en torno a cinco pilares: gobernanza (transparencia), trabajadores, clientes, comunidad y ambiente.

"Es una rigurosa evaluación que establece estándares muy altos de transparencia para las empresas que deciden empezar a recorrer el camino de la mejora continua de sus prácticas empresariales", comentaron. En base a las respuestas, se arroja un puntaje, que debe ser de 80 puntos o superior para poder conseguir la certificación surgida de la organización B Lab, de Pensylvania, Estados Unidos. "La idea no es que se queden sólo con la certificación, sino que se superen constantemente. De hecho, se renueva cada dos años y se pone como requisito que supere la marca anterior", agregaron.

Precisaron que una de las pautas obligatorias para conseguir el sello es modificar el estatuto e incorporar artículos específicos que detallen los objetivos sociales y ambientales. De esta manera, la organización se asegura que, por más que cambie la cabeza de la empresa, se mantenga el compromiso.

Señalaron que hay una etapa posterior de fiscalización, donde la ONG controla que la documentación de la empresa se condiga con la información aportada por el empresario.

"La empresa tiene que responder con documentos todo lo que puso en la evaluación. Por ejemplo, hacen hincapié en los recursos que utiliza la empresa y cuánto gasta, entonces en la etapa de inspección te piden las facturas de energía y es requisito que coincida con lo que se declaró", dijeron.

Consideraron que este cambio "se va a dar porque hoy en el mercado laboral las nuevas generaciones les están exigiendo más compromiso a las empresas".

Ya hay más de 3200 empresas adheridas en el mundo, mientras que en Argentina son 107. En la Patagonia son cuatro las compañías que apostaron por el movimiento de los rubros ganadería y agricultura sustentable, gráfica, gastronomía y energías renovables.

Una-idea-de-Pensylvania-mejora-las-empresas-2.jpg

Hubo acercamientos con el Gobierno y las ONGs

Los representantes del Nodo Confluencia del Sistema B contaron a este medio que ya tuvieron encuentros con los sectores público y privado. “Venimos trabajando esta idea del triple impacto con académicos, profesionales, el mismo Estado (Copade), que tiene ganas de desarrollar la Confluencia con esto y encuentra en Sistema B un núcleo muy colaborativo de trabajo donde las ideas se tienen en cuenta y se pueden desarrollar”, manifestaron.

Por su parte, el director de la Comunidad B Patagonia Argentina, Fernando López Peña, señaló que el trabajo en conjunto de estos actores puede llevar a un cambio paradigmático en el ámbito empresarial. “Especialmente, en lo que es el crecimiento armónico, a través de la filosofía del cuidado verdadero de las cosas y las personas”, expresó.

Destacó el trabajo del Nodo Confluencia y detalló que hubo acercamientos, no sólo con petroleras, sino también con las empresas que les prestan servicios. “Ninguna industria está vedada, pero es cierto que, a aquellas que producen un impacto negativo, les va a costar más certificarse o cumplir con los estándares de la herramienta de medición”, dijo.

Puso como ejemplo a la industria turística que, a nivel mundial, redujo su impacto sobre el ambiente y sostuvo que las empresas de todos los rubros pueden aplicar “cambios reales” que les permitan conseguir la certificación.

Cuatro empresas patagónicas ya certificaron

1- Las empresas B surgen en 2006 con la creación de B Lab, en Pensilvanya, Estados Unidos. Se trata de una ONG que creó una herramienta de evaluación a través de la cual las empresas pueden medir su impacto y logran detectar posibilidades de mejora.

2- En 2012, la certificación denominada Sistema B desembarcó en países de América Latina. Lo hizo con la idea de convertirse en un ecosistema que cree redes, genere la unión entre las personas e incentive la difusión de las empresas de triple impacto: económico-financiero, social y ambiental.

3- En 2017 se conformó en la Patagonia un grupo comprometido con la gestación local de la iniciativa. Los participantes de ese grupo tienen la idea de difundir esta nueva forma de hacer negocios. Hasta el momento, hay cuatro empresas patagónicas certificadas como empresas de tipo B.

LEÉ MÁS

Gobierno no descartó correcciones al sistema previsional

Sistema RFID: toda la historia de un equipo en tan sólo un chip

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario