El clima en Neuquén

icon
22° Temp
33% Hum
La Mañana familia

Una mamá se mudó de país con sus tres hijas y las mató

Las víctimas eran unas mellizas de dos años y otra niña, de seis.

Una madre sudafricana, de 40 años, fue detenida tras ser acusada de asesinar a sus tres hijas, dos mellizas de dos años y una niña de seis, días después de que se mudaron a Nueva Zelanda.

“¿Esto realmente está sucediendo?”, se escuchó gritar al padre de las pequeñas cuando descubrió los estremecedores crímenes tras volver a su nuevo hogar, ubicado en la ciudad neozelandesa de Timaru, el jueves por la noche. Horas antes, los vecinos observaron a la mamá de las niñas, identificada como Lauren Dickason, “deambulando detrás de la casa y llorando”. “El primer ruido que escuchamos fue el de alguien sollozando y luego, escuchamos un ruido sordo como si alguien acabara de cerrar una puerta”, agregó la vecina Jade Whaley a la prensa local. Unos 15 minutos después, la Policía acudió al domicilio y llevó al hospital a la mujer, donde fue estabilizada. Este viernes, la presunta filicida fue imputada por los asesinatos de sus tres hijas, las gemelas Maya y Karla, y la mayor Liane; y hoy, debía comparecer ante el Tribunal de Distrito de Timaru.

Te puede interesar...

Los investigadores tratan de esclarecer el motivo del terrible suceso y confirmaron que “no se busca a nadie más en relación con la muerte de las chicas”. Lo cierto es que la familia, originaria de la localidad sudafricana de Pretoria, se había mudado el 30 de agosto a la región de Canterbury y tras pasar 14 días en cuarentena, se asentaron en su nueva vivienda. Todos los conocidos de cirujano ortopédico Graham Dickason y de su esposa también médica coincidieron que se mostraban como una familia feliz y que nunca los escucharon discutir. “Estamos devastados, en estado de shock mientras tratamos de entender lo que sucedió. Les pedimos sus oraciones y apoyo durante este momento tan difícil. También, solicitaríamos privacidad mientras luchamos por aceptar lo que pasó”, le dijo la madre de Lauren, Wendy, al periódico Nueva Zelanda Stuff.

Una fotografía publicada en las redes sociales el 30 de agosto mostró a las tres niñas agarrando felizmente pequeños peluches de kiwi con sonrisas radiantes cuando llegaron al país. En mayo, la mamá festejó el décimo quinto aniversario con Grahan: “Qué aventura. Realmente hemos creado una familia hermosa y lo pasamos muy bien juntos. Que los próximos años sean más bendecidos, más felices y que los niños nos dejen dormir. Gracias por todo lo que hace por nosotros. Eres mi todo”.

“Nunca vi una sola pelea en esa familia”

Desde Sudáfrica, la niñera que trabajó para la familia Dickason se mostró totalmente conmocionada por el triple filicidio. “Nunca vi una sola pelea en esa familia ni nada, nunca vi un lado malo de ellos ni de sus familiares”, comentó. “Compartí muchas cosas con Lauren. Ahora, estoy destrozada”, comentó entre lágrimas Maria Mandy Sibanyoni, que trabajó durante tres años para el matrimonio. Sobre las nenas asesinadas, dijo: “Eran muy agradables. Escuchaban cuando les decías que no hicieran eso y cuando querían algo, te preguntaban”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario