El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana Irlanda

Una morsa viajó desde Groenlandia a Irlanda dormida

Se había puesto a descansar en un iceberg que se terminó desprendiendo del continente helado y se fue a la deriva.

Una morsa del ártico apareció en la costa del sur de Gales seis días después de ser vista en Irlanda. Su historia saltó a los medios hace poco más de una semana cuando se dio a conocer su accidentada travesía. La morsa se había quedado dormida en un iceberg que se terminó desprendiendo del continente helado y se fue a la deriva. Dos días más tarde apareció en una playa de Irlanda, desorientada, hambrienta y agotada.

El biólogo Kevin Flannery contó que era probable que el animal ni siquiera se hubiera dado cuenta de lo que estaba pasando y que una vez que recuperara su condición física, intentaría regresar a casa. Sin embargo, una semana después, la morsa apareció en la costa de Pembrokeshire, donde permaneció en el fondo de un acantilado de la playa de Broad Haven South, antes de desaparecer de nuevo en el mar. Esta vez se dio aviso a la RSPCA, una organización de caridad que promueve el bienestar de los animales, con sede en Inglaterra y Gales, para comprobar su estado de salud.

Te puede interesar...

Según Ellie West, oficial de rescate de animales de la RSPCA, la morsa se paró a descansar en unas rocas y, aunque parecía algo baja de peso, "no mostraba signos de enfermedad o lesión". El avistamiento se vivió como un acontecimiento en la costa de Gales. Pues, aunque es común que las morsas se queden dormidas en las costas árticas después de un día de caza, son contadas las ocasiones en las que aparecen tan lejos de su hábitat.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

66.666666666667% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
33.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario