Una mujer fue a un telo y dejó a su hijita en la puerta

La nena fue descubierta por los empleados. Su mamá fue detenida.

Mendoza

Una nena de cinco años fue encontrada ayer a la madrugada mientras deambulaba por el estacionamiento de un albergue transitorio en la localidad mendocina de Guaymallén, luego que se bajara de la camioneta en la que su madre la había dejado dormida mientras permanecía en una de las habitaciones del establecimiento con su pareja.

Luego del incidente, la madre de la nena fue detenida por la Policía por el delito de “abandono de persona”.

El incidente se produjo alrededor de las 4:30 de la madrugada en el albergue transitorio Mi Jardín, de esa localidad aledaña a la capital mendocina. Según la información difundida por el sitio del diario UNO, la nena había sido llevada por su madre y su actual novio en una camioneta Vitara. La pareja se dirigió a una de las habitaciones del albergue, mientras la niña quedó recostada en el asiento trasero. En un momento de la madrugada, la pequeña se despertó, salió de la camioneta y fue observada por los empleados del albergue, que después de preguntarle con quién o con quiénes había llegó hasta ahí, avisaron a la Policía.

“La niña está muy bien, se despertó y salió a la vereda, pero por suerte la conserje la vio y la protegió”, contaron empleados del lugar. Según las fuentes, la conserje del establecimiento dijo que la vio salir y que la encontró mientras golpeaba la puerta de una de las viviendas cercanas al hotel, ubicado cerca de la terminal de ómnibus. Dicen que en ningún momento la chiquita lloró ni se puso nerviosa por la increíble situación.

La fuerza de seguridad detuvo a la mujer de 26 años, que fue llevada a la Comisaría 25ª, mientras que la nena está a disposición del personal del Organismo Administrativo local, donde psicólogos y asistentes dispondrán su posible restitución a algún familiar para que se haga cargo de ella mientras se resuelve la situación procesal de su progenitora.

Hasta ayer nadie salía de su asombro por lo que había ocurrido. Los empleados del hotel, quienes han sido testigos de muchas situaciones complicadas y hasta graciosas, no recuerdan un caso similar.

“La niña está muy bien, se despertó a la madrugada y salió a la vereda, pero por suerte la conserje la vio y la protegió. Después llamamos a la policía, que llegó enseguida”. Un empleado del albergue transitorio Jardín.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído