El clima en Neuquén

icon
15° Temp
34% Hum
La Mañana Pehuenia

Una pareja rehizo su vida en Pehuenia y la rompe con el chocolate artesanal

Fernando Cappi habló del emprendimiento que abrió en 2010, tras apostar por una vida en la Cordillera.

El sueño de dejar atrás el bullicio y el ritmo acelerado de la gran cuidad por una vida tranquila en un entorno paradisíaco no podría haber resultado mejor para Fernando Cappi y Carla Cervera, quienes hace catorce años encontraron en Villa Pehuenia su hogar y un nicho fértil en el cual abrirse paso: el chocolate artesanal.

Cansada de la vertiginosa rutina en Buenos Aires, la pareja fue alimentando el deseo de dar vuelta la página y comenzar de cero en la cordillera, más allá de las carreras construidas y la posibilidades que tenían, ella como abogada y él como ingeniero.

Te puede interesar...

"Como proyecto de vida teníamos la idea de venirnos a vivir al sur, aunque no teníamos un destino fijado. Y por esas casualidades, mi suegra consiguió invertir en un terreno en Villa Pehuenia. Construyó algo y como no lo estaba usando, nos ofreció ocupar su lugar y administrar dos cabañas. Así que nos vinimos en 2007 ", señaló Fernando al explicar cómo llegaron a instalarse en la joven localidad neuquina, dueña de una belleza inigualable con sus montañas, bosques de coníferas autóctonas y espejos de agua.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBVc1EhggXBL%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAJnNNyAqL8oAcoMqxZBHKQoEO5qEsnjt2UQngcFlrT9SIJKT1RCmPWpOonpRUFO36ybaBzieoo2zIqNwoehzS8ZAmvHr7W2ZBE3LVauSV4caFIJJLo5wLNSYTW6J4JFCk6pTHeRZA3yZBeI8ZBm5FcLOlfZBUnvmSALEBVsRYcD

En un viaje previo de exploración que realizaron en 2004, Fernando y Carla, oriunda de Cinco Saltos, hicieron una suerte de estudio de mercado y decidieron apostar por el chocolate. Para eso, se capacitaron y equiparon en Buenos Aires, y luego de instalarse y encontrar la forma de financiar su proyecto, en 2010, abrieron las puertas de Chokolhaa.

"Al principio la idea era hacer unos años en el Valle como escala previa, pero al final nos vinimos directo", comentó antes de precisar cómo fue el proceso de incursionar en el universo del chocolate.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBHaiBlzDaHd%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

"En Buenos Aires los cursos de chocolatería son como los que te muestran en la tele: sobre el marmol, todo hecho a mano, como para hacer bombones cuando vienen tus amigos a tomar el té a tu casa. Si tenés que hacer 50 kilos por día es imposible. En cambio, cuando fuimos a trabajar quince días con un chocolatero de Bariloche-que tercerizaba chocolates a dos o tres marcas-, vimos que una persona sola, sin ninguna templadora, podía abastecer tres locales del centro. Implicaba una forma distinta de hacer chocolate que nos abrió la cabeza completamente. Así que básicamente nuestro producto es una mezcla de las dos cosas", sintetizó haciendo alusión a las diferentes experiencias que tuvo a la hora de aprender y que confluyeron en su marca.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB1FGqIMhMH8%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

"Si bien nos capacitamos los dos, el primer día mi mujer se sacó una foto haciendo chocolate y nunca más tocó una olla, con lo cual me acompaña como socia del proyecto, gerenta de legales y auditoría", manifestó entre risas Fernando. "Yo actualmente hago la producción de los helados y las tabletas y tengo una persona que me hace el chocolate en rama y los bombones", agregó antes de contar que la realidad económica de la Argentina, los llevó a incorporar helado a su propuesta debido a un límite que encontraron en la demanda de chocolate.

Chokolhaa (1).jpg

"Nosotros notamos que el último año que la economía creció fue en 2011 y paradójicamente nuestro pico de ventas fue en el 2012. A partir de ahí empezó a caer hasta el pozo del 2016", contextualizó Fernando, antes de detallar cómo esa situación impactó en su mostrador. "Lo que se venía cayendo era la cantidad de kilos de chocolate que se llevaba la gente. No es que teníamos menos turistas, pero la gente compraba menos", explicó antes de dar un giro en la conversación, adentrarse en el placer por los helados y mencionar el dulce de leche timbal con pedacitos de chocolate en rama, como la estrella más solicitada por los visitantes.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBGJ0kH7S2mM%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

Como marca distintiva, Chokolhaa también ofrece un chocolate elaborado con vino malbec y frutos del bosque, Chocolate Porter, con cerveza artesanal; y Crema Jersey, "una crema americana con leche de vaca Jersey de un productor de Aluminé". "Casi todos los restaurantes de Villa Pehuenia me compran ese helado para sus postres", remarcó Fernando.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBKD1TFUAtpT%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

Luego de explicar que en un primer momento intentó que la propuesta sea más sofisticada con elaboraciones de autor, la demanda lo llevó a adaptarse al gusto de sus clientes, mucho más clásico. "Yo salí de Buenos Aires pudiendo hacer un bombón de vino, sal y queso y cuando vinimos acá nos dimos cuenta que la gente quiere marroc, dulce de leche, frutos secos y chocolate en rama. La chocolatería del sur es muy clásica. He hecho bombones de vino, de licor y no terminan saliendo. La gente dice 'mirá que bueno, pero dame dos o tres tabletas de timbal de dulce de leche, una de maní, tres de cereales' y en eso se queda. El chocolate es un rubro para explorar e innovar un montón, pero la gente no viene a la cordillera buscando eso", subrayó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBlBqaW-BqHY%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

Actualmente, debido a las restricciones de la pandemia, Fernando decidió acotar el servicio de cafetería que ofrecía en Chokolhaa al expendio de chocolate caliente al paso. "Hasta el verano tuve mesas en el salón y en el deck, pero mi local es chico. Tenía cuatro mesas y al cincuenta por ciento se reduce a dos. En invierno no vale la pena. Por ahora ese rubro está stand by", señaló al tiempo que se mostró cauteloso a la hora de proyectar una expansión que incluya pastelería y propuestas propias de una casa de té.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBWnxk7oA9Rz%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF6XABMmuowxT8EnubYZAKhyHQZC7H8wDo1ZAiET9RjnSv1ZC0WnnUkFK4VbAP4Ff7lVZBy4SNcpQvZCl1ksZC7n76X3aMUjRPj9Q0148KAgz3SiWoarfVIaZA5zXMNYZCKS1jQOZB1vZCARzJBgo3thMjZBjOpuEG1HmWwILV7y4y5J

En cuanto a cómo afectaron las medidas impuestas para frenar la ola de coronavirus, Fernando expresó: "Este año ha sido rarísimo. El verano fue el mejor desde que abrimos y, por lo que consulté, a todo el mundo le pasó lo mismo. A pesar de tener cero extranjeros y aún así fue el mejor verano por lejos. Al no poder viajar al exterior, este año vino un público que antes no venía. Se amplió el consumo por persona de chocolates a niveles que yo no veía hacía años. La Villa estaba llena como todos los años, pero cambió el nivel de la billetera. Veremos qué pasa cuando el mundo vuelva a la normalidad".

chokolhaa 4.jpg

"Pehuenia todavía tiene margen para crecer. Estamos esperando con ansias el asfalto prometido hace tantos años, es una de las cosas que le va a dar un escalón de subida. Estamos pendientes de ese empujón que necesita la villa, sin perder la identidad de aldea de montaña", dijo haciendo una proyección de cómo crecería el turismo con las mejores en el acceso a la localidad.

chokolhaa 1.jpg

"Después de once años estamos instalados como la chocolatería de Villa Pehuenia. El balance el positivo. Al primer de estar acá, dije no vuelvo más a Buenos Aires y eso nunca cambió, más allá de ir de vacaciones. No se me ocurre volver a vivir en una gran ciudad, ni meterme en una oficina como trabajaba antes", sostuvo feliz con su emprendimiento y su cambio de vida.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.5398230088496% Me interesa
81.41592920354% Me gusta
7.0796460176991% Me da igual
3.5398230088496% Me aburre
4.4247787610619% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario