El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana moneda

Una soberanía (casi) sin peso

A 20 años del debut del euro, en los países del Mercosur la creación de una zona común es una quimera.

El 1° de enero, el euro cumplió 20 años como moneda común en el viejo continente. No solo cumplió la mayoría de edad, sino que además goza de muy buena salud, aun en pandemia.

Antes de ser puesto en circulación, ya en la década del 70 (cuando en los países de esta región las dictaduras se alzaban con el poder por la fuerza) los políticos europeos daban los primeros trazos de la moneda en los 12 países que integraban la Unión. Una década después la diseñaron y en los 90 la negociaron. Ninguno de los pasos resultó fácil para que debute en 2002.

Dos sondeos recientes, uno de ellos del Banco Central Europeo, determinó que la moneda es rechazada apenas por un 5% de los habitantes de la Zona Euro.

En momentos en que se conmemora el nacimiento de la moneda europea, una de las postales del verano pandémico en esta parte del mundo es la de comercios del Uruguay que rechazan los billetes argentinos. No tienen valor al cambio, sostienen. La referencia, entonces, es el dólar. El blue, claro.

Pese a los esfuerzos, las autoridades uruguayas no consiguen que millares de argentinos que solían veranear en Punta del Este retornen a sus playas. Y el coronavirus no es la razón excluyente.

El peso navega siempre por aguas tormentosas, engullido por las tribulaciones cambiarias y la aparente inexpugnable inflación. El gobierno omite utilizar al peso argentino como un estandarte de soberanía. Más bien parece avergonzarse de él, si es que todavía queda algún pudor posible.

Entretanto, el Mercosur parece agonizar entre los descalabros más elementales que lo alejan cada vez más de una zona verdaderamente común. Y soberana.

Lo más leído