Una tormenta en el shale

El precio del crudo suma un problema adicional en el sector petrolero, que está a la espera de definiciones.

El gobierno neuquino todavía mide los efectos de la crisis de precio del crudo, que bajó 31% en un solo día. Para encontrar una baja similiar hay que ir a la Guerra del Golfo. Hoy el escenario es otro. Rusia y Arabia Saudita no reeditaron su acuerdo para sostener los precios, en medio del incremento de la producción de Estados Unidos que tendía a bajarlos. Ese conflicto hizo que el crudo se precipitara 35 dólares.

De sostenerse, ese precio para Neuquén podría ser complicado. De hecho, la provincia padece el escenario previo. La caída de la actividad (sobre todo del gas) implicó que perdiera un 15% de regalías petroleras en enero, un ítem que supone el 35% de los ingresos provinciales presupuestados.

Te puede interesar...

En medio de este escenario, el gobierno neuquino todavía no emitió ningún pronuciamiento. Las fuentes consultadas sostienen que la de las últimas horas es solo una foto de una crisis. Y que nadie puede establecer cuál será el precio que prevalezca.

Con todo, no deja de ser una de las semanas más preocupantes de los dos últimos años. Vaca Muerta arrastra un lastre de meses, por la falta de una política oficial para el sector (Nación tiene una ley en puerta) y el frente económico externo, que complica la llegada de inversiones.

Así, el precio a la baja del crudo puede resultar un obstáculo adicional para incrementar los niveles de producción, algo que las compañías proyectaban a principios del año pasado, cuando el contexto era otro.

Hoy la principal preocupación en Neuquén es que no se profundice el cuadro previo, que ya había puesto en tensión unos 3000 puestos de trabajo de petroleros que se desempeñan en Vaca Muerta y también el caso de 850 pymes afectadas del sector.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído