Una zorra ártica viajó de Noruega a Canadá en 76 días

Científicos siguieron su recorrido de 3500 kilómetros.

Mediante un collar que transmitía su recorrido vía satélite, un grupo de científicos logró realizar el primer seguimiento de un zorro ártico, y quedaron totalmente sorprendidos por su viaje: partió desde Noruega y, tras recorrer más de 3500 kilómetros, llegó a Canadá 76 días después.

El ejemplar, una joven hembra, partió de Spitsbergen, en el archipiélago noruego de Svalbard, el 26 de marzo de 2018 y llegó a la isla de Ellesmere, Canadá, el 10 de junio de ese año. En línea recta, la distancia recorrida suma 1789 kilómetros aunque el animal, que atravesó las banquisas árticas, recorrió 3506.

Te puede interesar...

“Cruzando vastas extensiones de hielo marino y glaciares, la hembra se movió a una media de 46,3 kilómetros al día”, explicaron los investigadores del Instituto Polar Noruego, quienes explicaron que, seguramente, realizó estos movimientos en búsqueda de comida. La mayor velocidad registrada fue de 155 kilómetros en un día y se produjo en la capa de hielo del norte de Groenlandia. Es el registro más veloz que se tiene de esta especie.

Esta zorra es uno de los 54 ejemplares que el Instituto Polar Noruego estudió desde 2012 a través de collares con dispositivos de seguimiento por satélite. El animal, perteneciente a la subpoblación conocida como azul, de color oscuro y más propia de las zonas costeras, fue capturado a través de una jaula trampa el 29 de julio de 2017cerca del glaciar Fjor-tende Julibreen. En aquel momento, pesaba 1900 gramos y fue catalogado como un ejemplar joven.

Zorra ártica de noruega a canadá

Según el registro, la zorra se encontró por primera vez con mar cubierto de hielo el 26 de marzo, que utilizó para abandonar la isla de Spitsbergeny dirigiéndose al noreste. Un día después, su ruta viró hacia el norte y el este, hacia Groenlandia. Tardó 21 días en llegar, el 16 de abril.

Finalmente, llegó a la isla de Ellesmere el 10 de junio, donde permaneció en un área limitada alrededor de la península de Fosheim Peninsula. En dos ocasiones, su ritmo de viaje se ralentizó hasta los 10 kilómetros por día durante 48 horas, lo que, según los investigadores, podría responder a que se encontró con barreras físicas en la banquisa, al mal tiempo o a que hallara alguna fuente de alimentación.

Actualmente, y desde el 6 de febrero de este año, se desconoce el paradero del animal cuando el transmisor dejó de emitir su señal. Los zorros polares azules, según explican los investigadores Eva Fuglei y Arnaud Tarroux, se mueven a menudo en terrenos de tono oscuro, en regiones con hielo y costeros sin nieve en invierno.

Hallaron el fósil de un cóndor

El grupo de arqueólogos del Museo Paleontológico de San Pedro, Buenos Aires, encontró el fósil de un cóndor extinto que superaba los 3,50 metros de extensión con sus alas abiertas, bastante más grande que el cóndor andino actual.

En el descubrimiento se hallaron el cúbito y el radio pertenecientes al ala derecha del animal, que pesaba, aproximadamente, entre 18 y 20 kilos. Vivió en una época (se especula unos 10.000 años atrás) en que la región pampeana estaba habitada por megamamíferos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído