Urge erradicar la violencia

La extrema violencia en la que vivimos obligó incluso a que la final entre River y Boca sea en Europa.

Estamos patas para arriba. Tenemos que sentarnos de inmediato a replantearnos el contexto social en el que estamos inmersos para poner un freno a tanta violencia social. No basta con habilitar, como quiere el gobierno nacional, que los policías utilicen sus armas más asiduamente porque tanto a ellos como a nosotros nos roban y matan por nada. A tal punto a llegado la violencia que como país y continente tuvimos que extraditar la final de la Libertadores entre Boca-River porque no hay condiciones mínimas de seguridad para garantizar un partido de fútbol. Estamos todos locos.

Hace un par de semanas anunciábamos la final del mundo entre River-Boca en el Monumental, un espectáculo de características internacionales que debió ser suspendido porque los barrabravas así lo quisieron y la Policía no supo montar un operativo de seguridad acorde con el evento. Lo peor de todo es que nadie confía que en Argentina se pueda desarrollar tal evento, por eso lo mudaron al estadio del Real Madrid en España, de donde ya deportaron a un par de barras argentinos.

Te puede interesar...

Pasa que en nuestro país la política y el fútbol han generado desde hace décadas lazos comunes con la delincuencia. Este es el principal obstáculo para erradicar a los barras, tarea que llevó adelante y con éxito, en los 90 Inglaterra.

Esta realidad no es ajena a nuestra provincia, donde hace poco la Federal dio un golpe a una banda narco integrada por barras de Independiente de Neuquén. Además, investigaciones policiales lograron establecer vínculos entre punteros políticos y el narcomenudeo. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído