Vaca Muerta tendrá listo un oleoducto a fin de año

Permitirá duplicar el transporte en tres yacimientos de YPF.

Adriano Calalesina

adrainoc@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- YPF podrá procesar más del doble del petróleo que hoy saca de Vaca Muerta con la ampliación de la planta de crudo en Loma Campana, el emblemático yacimiento de los no convencionales neuquinos.

Esa ampliación tendrá lugar el año próximo, y así la empresa llevará su producción de 8000 a 18.000 metros cúbicos netos por día, procesando crudo también proveniente de Bandurria Sur (donde YPF es socia de Schlumberger) y La Amarga Chica (con Petronas).

“Es la planta más nueva de YPF en cuanto a automatización, con última tecnología” explicó ayer Gustavo Astie, gerente ejecutivo de la Regional No Convencional de YPF, durante un recorrido del que participó LM Neuquén.

La petrolera estatal invirtió unos u$s 23 millones para ampliar la instalación, que puede operarse de manera remota. El sistema empezó a funcionar el 31 de diciembre de 2016, con el tratamiento de 8000 metros cúbicos de petróleo por día, y desde entonces se prevé que pueda duplicar su capacidad para recibir el petróleo de tres yacimientos de Vaca Muerta.

Vaca Muerta.

Nuevo oleoducto

Sin embargo, la ampliación de la planta de producción de petróleo también viene vinculada con la construcción de un nuevo oleoducto que permitirá transportar más caudal de crudo.

De acuerdo con lo explicado por Astie, se trata de un gasoducto de 88 kilómetros que estará terminado en diciembre de este año. Conectará la planta de crudo de Loma Campana con la que está ubicada en el lago Pellegrini (Río Negro) y tendrá la capacidad de transportar 25.500 metros cúbicos por día.

El oleoducto que sale hoy de Loma Campana cuenta con una capacidad para evacuar 10.500 metros cúbicos diarios de crudo hasta la planta Centenario, y llegará a su máxima capacidad en unos meses, a medida que aumente la producción en los pozos.

La empresa está operando actualmente con 12 equipos de perforación y el yacimiento pasó a estar en “modo fábrica”, es decir que estandarizó sus procesos de trabajo para poder perforar en forma simultánea y con un control de alta tecnología a través de la geonavegación, que permite seguir en tiempo real la perforación y hacer correcciones minuto a minuto y con un alto grado de precisión.

Por ahora, y mientas se espera la ampliación de la planta de crudo más la terminación del oleoducto, los ingenieros de YPF están elaborando distintas estrategias técnicas para poder transportar de manera más rápida el petróleo, acelerar la producción y bajar costos.

De seguir a este ritmo, y más allá del contexto internacional de los precios, YPF prevé alcanzar los 100.000 barriles equivalentes de petróleo por día en 2024.

6527 metros tiene el último pozo perforado en Loma Campana

Representa un hito en la historia de la empresa ya que 3200 metros se hicieron en forma horizontal, utilizando alta tecnología de geonavegación. Se realizó en sólo 37 días.

Un modelo joven en Loma Campana

Un equipo capacitado

El promedio de edad de los empleados en el yacimiento Loma Campana es de 32 años. Muchos jóvenes capacitan a otros y hacen escuela en Vaca Muerta. Paula Castro, con 33 años, es la operadora de la planta de crudo.

De todos lados

YPF emplea en Loma Campana a 470 personas de manera directa y genera más de 4000 puestos de trabajo de forma indirecta. Conviven neuquinos, extraprovincianos, venezolanos y ciudadanos de Malasia.

LEÉ MÁS

A fondo: Tecpetrol pisa el acelerador en Vaca Muerta

Empleo: Neuquén, bajo "una burbuja" por Vaca Muerta

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído