Vaca Muerta ya tiene su propio régimen de trabajo

Pereyra firmó con Macri la adenda de los no convencionales.

Neuquén.- Uno de los principales reclamos de las empresas productoras de petróleo terminó tomando forma ayer: el Sindicato del Petróleo y Gas Privado, conducido por Guillermo Pereyra, y el de los jerárquicos, encabezado por Manuel Arévalo, firmaron la adenda de no convencionales. Este acuerdo establece nuevas condiciones laborales para los yacimientos ubicados sobre la formación Vaca Muerta.

Tildado por sectores políticos como un manto flexibilizador de las condiciones de trabajo, el convenio fue descripto por el presidente Mauricio Macri como una instancia que permitirá “una revolución de equipos que llegarán a Neuquén”.

Te puede interesar...

El acto se desarrolló ayer por la tarde en la Casa Rosada y contó con la participación del gobernador Omar Gutiérrez, que durante la mañana había dicho que ahora la pelota quedaba del lado de las empresas, en relación a que hay condiciones para que inviertan.

Para las firmas, este nuevo marco implicará menos costos laborales, pese a que Pereyra se encargó de decir una y otra vez que no traerá un recorte en los salarios del sector, golpeado por los despidos del último año.

El convenio, en los hechos, implica la reducción de las denominadas horas taxi, que suponían una suma sustancial en los recibos de sueldo petroleros. En cuanto al trabajo con viento, amplía los márgenes de las operaciones para las tareas realizadas bajo esta condición climática, además de fijar nuevas dotaciones de trabajadores para los equipos de perforación.

“Este es un primer convenio que tiene que ver con la adenda para el desarrollo de los hidrocarburos no convencionales. No hay negocio, no hay resultado positivo y no hay beneficio para los neuquinos cuando se importa el 30% del gas”, planteó Gutiérrez durante la mañana.

La Provincia está a la espera de que se formalice otro anuncio: se trata de la ampliación de los estímulos a la producción de gas, que se firmaría esta semana.

Macri dijo que el nuevo régimen laboral permitirá “atraer inversiones al país” y que “potenciará el futuro del resto de Argentina”.

El acuerdo, a nivel nacional, también ofrece otras lecturas. Sectores opositores sostienen que se trata de un primer paso, algo así como un modelo que busca modificar condiciones laborales en otros rubros industriales.

El mes pasado, en un acto similar, hubo un primer anuncio, en medio de las resistencias del sindicato petrolero a firmar el acuerdo hasta que se solucione el tema de los despedidos, que ahora recibirían subsidios por el lapso de un año, hasta que se reactive el sector. Al mismo tiempo, también les ofrecen la opción de acceder a un retiro voluntario.

20.000 empleados se desempeñan en el sector petrolero. Son los del gremio que conduce Pereyra.

u$s 7,50 es el precio estímulo para el gas.

Se trata de un programa estímulo del gobierno nacional para que las empresas inviertan más en la cuenca neuquina. El gobierno provincial espera que ese plan continúe. Y podría llegar a firmarse durante este semana.

Las empresas lo habían pedido

Con la caída del precio del petróleo, las empresas piensan optimizar sus gastos en yacimientos no convencionales.

El argumento central es que extraer hidrocarburos no convencionales es más costoso que en áreas convencionales.

Mientras depuran su cadena de gastos para hacer más rentables sus operaciones, pidieron modificar el convenio colectivo de trabajo para el sector, en el afán de mejorar sus gastos operativos en un contexto complicado.

Hubo audiencia con despedidos de Halliburton

Los trabajadores despedidos de Halliburton que pelean por su reincorporación mantuvieron una audiencia con la empresa ayer en la Subsecretaría de Trabajo. Al final del encuentro se firmó un acta. Los empleados afirmaron que fueron despedidos sin causa.

Según Patricia Jure, diputada del Frente de Izquierda, esta firma tiene una gran importancia porque funcionará como un elemento de prueba para presentar un pedido de amparo por la reincorporación de los despedidos.

Jure recordó que la empresa despidió a 29 trabajadores que se manifestaron durante la conciliación obligatoria que regía para los petroleros. Nueve continúan su lucha por la reincorporación, mientras que el resto aceptó una indemnización a partir de las presiones de la compañía, dijo la legisladora.

La diputada aseguró que se trata de una prueba piloto del plan de flexibilización que impulsa el Gobierno junto al sindicato petrolero, donde “reciclan trabajadores con antigüedad y participación sindical por otros precarizados”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído