El clima en Neuquén

icon
Temp
84% Hum
La Mañana vacaciones

¿Vacaciones o silencio?

Vacaciones, COVID-19, feria judicial, esclarecer los hechos primero. Todo hace al fenómeno veraniego.

Cada enero sucede un fenómeno noticioso, y es que los hechos delictivos parecen mermar. ¿Será que los delincuentes se toman vacaciones y descansan un tiempo? ¿O será que los organismos a cargo de la persecución del delito están de vacaciones? Sea por A o B, lo cierto es que este verano deben sumarse otros aspectos, la nueva ola de COVID-19 y la orden de difundir cuando los hechos fueron resueltos.

La capital neuquina es un conglomerado en el que difícilmente pueda pensarse que no suceden hechos delictivos. Es verdad que hay momentos en que merman, pero nunca para no registrarse un robo en una ciudad de más de 300 mil habitantes. Tan solo basta recordar que, en pleno aislamiento, el delito había bajado hasta un 70% por la restricción de circulación y ni los delincuentes se animaban a salir a la calle al inicio.

Con el tiempo, los robos volvieron. Los accidentes tomaron su curso normal de varios siniestros por día. Entonces, ¿por qué en enero es más difícil el acceso a la información?

Bueno, verdad es que hay mucha gente de licencia o aislada por COVID-19, otros de vacaciones o de feria judicial y los pocos que están, están abocados a realizar las pesquisas a fin de poder resolver los delitos que suceden. En el camino, los medios necesitan alimentarse de lo poco que sucede.

Y los policiales siguen pasando. Sí, los robos y los accidentes son cotidianos. Pero también las estafas virtuales, que se han incrementado desde el inicio de la pandemia y nunca cesaron. En síntesis, el combo de vacaciones, nueva ola y la orden de resolver el delito antes de difundir el hecho en sí hacen al fenómeno veraniego, donde parece que los hechos mermaran.

Lo más leído