Vecinos quieren frenar la apertura de una calle

La nueva senda pasaría por el medio de una plaza de Río Grande.

Los vecinos de Río Grande están molestos con la decisión de la Municipalidad de abrir una calle en el medio de una histórica plaza. Consideran que se trata de un “capricho” del intendente Horacio Quiroga, ya que aseguran que no tiene sentido abrir una nueva senda vehicular en ese sector. Lanzaron una junta de firmas para presentar en la Justicia, con la esperanza de frenar las obras.

El proyecto del Ejecutivo, que ya está aprobado, busca darle continuidad a la calle San Marino para conectar Aconcagua con José Domene y así darle más fluidez al tráfico que diariamente circula por la zona. La gente del barrio lo considera innecesario, ya que es una zona de poco movimiento.

Te puede interesar...

El ex presidente de la comisión vecinal, Álvaro Quintana, contó a LM Neuquén que las tierras están en conflicto desde hace varios años. Se trataba de una chacra que pertenecía a la familia Ocampo, que se loteó en 2002 con el objetivo de convertirlas en un espacio verde, pero la Municipalidad y el Concejo Deliberante terminaron cediéndoles una considerable parte del terreno a un privado para que lo explote comercialmente. “Se autorizó un loteo con un trámite exprés y en el Deliberante nadie miró nada”, manifestó con indignación.

En tanto, en la pequeña porción de tierra que fue destinada a la creación del espacio verde, los vecinos colocaron juegos infantiles, plantaron árboles e instalaron un sistema de riego por aspersión.

“Yo mismo puse el riego en ese lugar y lo solventé con dinero de mi propio bolsillo, lo único que hizo la Municipalidad fue poner el pilar de luz y la casilla de los bomberos”, comentó.

No obstante, Quintana precisó que con el correr de los años el Ejecutivo cambió los planos catastrales y convirtió el espacio verde en una reserva fiscal, por lo que ahora puede avanzar sobre la plaza para abrir la continuación de la calle San Marino. “Pedimos que devuelvan la reserva fiscal a su estado de espacio verde. No queremos que saquen los árboles ni que destruyan el sistema de riego por aspersión”, expresó Quintana.

Los vecinos juntaron firmas para presentar un reclamo en la Justicia, pero existe una traba que puede inclinar la balanza a favor de la Municipalidad. Es que para que las autoridades judiciales interfieran, es necesario que primero se agoten todas las instancias administrativas.

“Nosotros hemos invitado al Municipio a dialogar, pero nunca nos han respondido. Creemos que están dilatando la respuesta para evitar que la Justicia se expida al respecto”, se aventuró el ex vecinalista.

De cualquier manera, los vecinos insisten en su convocatoria, ya que aseguran que se puede resolver a través del diálogo.

p04-f02-vecinal-rio-grande.jpg

--> La Municipalidad intervino la vecinal

La comisión vecinal de Río Grande fue intervenida en octubre del año pasado por la Municipalidad, luego de que no se presentara ninguna lista para la renovación de autoridades. De esta manera, desplazaron a Álvaro Quintana de su cargo. “Podrían habernos dejado en la comisión por seis meses más y volver a llamar a elecciones”, sostuvo el ex vecinalista.

Quintana se mostró muy molesto y aseguró que el Ejecutivo lo desplazó con falsos argumentos. “Dijeron que la comisión vecinal estaba acéfala, pero todavía estábamos nosotros, a pesar de que no se presentó nadie a elecciones”, comentó.

Ahora, Quintana considera que la Municipalidad quiere tener el control de la vecinal por los próximos dos o tres años por la constante oposición que presentaron en el barrio contra la apertura de la calle San Marino. “He sido el primero en colaborar con ellos, pero la realidad es que les molestan los que se oponen”, concluyó.

LEÉ MÁS

Buscan bajar la tensión por las obras en las bardas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído