Vendedores senegaleses resistieron una inspección municipal en Las Grutas

Se secuestraron anteojos, sobreros y gorras en el operativo.

Un grupo de vendedores ambulantes de origen senegalés que no cuenta con habilitación municipal resistió tenazmente un control de Inspectores en la playa de Las Grutas. Debieron intervenir decenas de policías cuando subía la temperatura del altercado.

Una bolsa con anteojos de bajo costo, sombreros y gorras fue decomisada, aunque había otro envoltorio similar que alcanzaron a escabullir los comerciantes escaleras arriba. Los jóvenes africanos reprocharon a los gritos la intervención comunal, y exclamaron que eran discriminados y perseguidos.

Te puede interesar...

Además, los más exaltados se mostraron desafiantes y dispuestos a enfrentarse tanto con policías como con los empleados, con gestos ampulosos y hostiles, y frases inentendibles.

El incidente se produjo el viernes, alrededor de las 16, bajo el parador de la Tercera Bajada, cuando una multitud de veraneantes se encontraba en el sector.

Minutos antes a que se concretara el operativo, fue notorio cómo súbitamente varios de los vendedores se concentraron en la vereda de la costanera, desde donde miraban la costa, y hablaban por teléfono.

Posteriormente bajó un equipo de inspectores acompañados por varios policías y caminaron en paralelo al acantilado en dirección a la Cuarta. A los pocos metros, donde están las carpas, se produjo el choque. Este tipo de episodios se registraron en temporadas anteriores.

Embed

Sin permiso

El director de Inspección General, Alberto Acosta, informó que habían descubierto a uno de los muchachos ofreciendo anteojos, sombreros y gorras dentro de dos bolsas tipo consorcio. En un intento de desorientarlos, dejó las dos bolsas junto a las pertenencias de un veraneante, quien adujo que eran de su propiedad cuando los inspectores fueron a decomisarla.

Sin embargo, al comunicarle que se debería hacer cargo del contenido y las posibles sanciones, el hombre se desembarazó de los paquetes. Allí aparecieron los demás compañeros del vendedor interceptado, y se armó el enfrentamiento, aunque antes uno de ellos alcanzó a tomar una de las bolsas y escapar.

Fue de tal envergadura del altercado que se enviaron efectivos del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER) para que no se desmadrara del todo.

De todos modos se produjo una fuerte discusión, quejas a los gritos, amenazas y hasta uno de ellos –el más exacerbado- desafiaba a un duelo cuerpo a cuerpo. Pero fue frenado por otros compañeros, generando un incidente entre ellos.

Incluso también, de mala manera, intentaron impedir que se tomaran fotografías. Uno se puso delante para evitarlo.

A favor y en contra

Muchos veraneantes que estaban en el lugar les reclamaron que se retiren porque asustaban a los niños. Otros exclamaban que los dejaran trabajar libremente, mientras que otros reclamaban que deben cumplir con las normas como cualquier comerciante.

Acosta destacó que venden mercadería que no está en el listado de productos permitidos, y que además no están habilitados como vendedores que, como se sabe, deben pagar un canon para comercializar en la playa. No hubo denuncia policial, ni tampoco detenidos.

El funcionario anticipó que seguirán realizando los controles. Además analizan la implementación de una ordenanza recientemente sancionada que prohíbe la venta de anteojos de dudosa calidad y procedencia, y que se pueden encontrar en distintos locales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído