Violencia en la escuela: 150 millones de pibes la sufren

Según un informe de Unicef, uno de cada tres chicos la padeció.

La mitad de los estudiantes de entre 13 y 15 años de todo el mundo (150 millones) dice haber sufrido algún tipo de violencia de sus compañeros de la escuela o en su entorno. Según un informe publicado por Unicef que fue titulado “Una lección diaria: #STOPViolenciaInfantil en las escuelas”, el acoso y las peleas físicas interrumpen la educación de 150 millones de niños.

El informe indicó que la violencia entre iguales, cuyo indicador es el número de niños que dicen haber sufrido acoso o haber participado en una pelea física en el último año, es algo generalizado en la educación de los niños en todo el planeta. Esta realidad afecta el aprendizaje y el bienestar de los estudiantes, tanto en países pobres como ricos. “La educación es clave para la construcción de sociedades pacíficas y, sin embargo, para millones de niños alrededor del mundo la escuela no es un lugar seguro”, lamentó Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de Unicef.

Para Fore, “cada día, muchos estudiantes, ya sea en persona o a través de internet, se enfrentan a una serie de peligros, desde peleas, presión para que formen parte de pandillas o intimidación a formas de disciplina violentas, acoso sexual o violencia armada”. Y reforzó: “Estas situaciones afectan su aprendizaje en el corto plazo, y a la larga pueden provocarles depresión, ansiedad y hasta llevarlos al suicidio. La violencia es una lección inolvidable que ningún niño debería de aprender”.

Las niñas tienden a padecer violencia psicológica. Los niños, agresiones físicas.

Los datos que maneja Unicef revelan que más de 1 de cada 3 estudiantes de entre 13 y 15 años en nuestro planeta se sintió acosado, y casi la misma proporción se vio envuelta en peleas físicas. Asimismo, 3 de cada 10 estudiantes en 39 países industrializados reconocieron haber acosado a otros compañeros, y cerca de 720 millones de niños en edad escolar viven en países en los que el castigo corporal en la escuela no está completamente prohibido. Aunque tanto los niños como las niñas corren el mismo riesgo de sufrir acoso escolar, las niñas tienen más probabilidades de ser víctimas de violencia psicológica, y los niños y adolescentes están en mayor riesgo de violencia física y amenazas.

El informe señaló que la violencia derivada del uso de armas, navajas o pistolas en las escuelas se sigue cobrando vidas. Unicef y organizaciones afines proponen una serie de medidas urgentes para acabar con la violencia en las escuelas, como implementar políticas y legislaciones necesarias para proteger a los estudiantes, reforzar las medidas de prevención y respuesta en las escuelas. También pide instar a las sociedades y a los individuos a que respalden a los estudiantes a la hora de denunciar actos de agresión, y trabajar para cambiar la cultura dentro de las aulas y en las sociedades y comunidades. Recabar mejor información y compartir esos datos sería otra de las medidas a seguir.

“Estas situaciones afectan el aprendizaje en el corto plazo, y a la larga pueden provocarles depresión, ansiedad y hasta llevarlos al suicidio”.Henrietta Fore. Directora ejecutivade Unicef

Preocupación por los chicos del país

En medio de la crisis cambiaria que transita Argentina y la negociación con el FMI, Unicef instó al Gobierno a proteger a los niños y adolescentes de la situación económica actual. En el país, 4 de cada 10 chicos son pobres.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído