El clima en Neuquén

icon
18° Temp
45% Hum
La Mañana pandemia

Violinista neuquino ofrece conciertos gratuitos de música clásica por videollamadas

Mauricio Aramayo participa con otros músicos internacionales de "Música para respirar 24/7", una propuesta a la que puede acceder cualquier persona o instituciones que lo soliciten.

El violinista Mauricio Aramayo es el único neuquino que participa de "Música para respirar 24/7", una propuesta que ofrece miniconciertos personales gratuitos las 24 horas del día durante una semana a través de videollamadas.

La iniciativa organizada por la Sociedad Boliviana de Música de Cámara fue lanzada en agosto del año pasado en medio de la pandemia de coronavirus en más de cuarenta países con conciertos personales a través de una forma inédita con el objetivo de ofrecer “un espacio sonoro, de tranquilidad, paz y bienestar” para pacientes con coronavirus, parientes de enfermos, doctores y trabajadores del área de la salud.

Te puede interesar...

Este año fueron invitados 25 músicos de Bolivia, Ecuador, Portugal, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Uruguay, México y Guatemala para participar de esta propuesta cultural.

Los conciertos que brindará el músico, integrante de la Orquesta Sinfónica del Neuquén dirigida por Andrés Tolcachir, tienen una duración de entre 5 y 20 minutos, y se podrá solicitar hasta el domingo 7 de marzo, y posteriormente del 3 al 9 de mayo, del 5 al 11 de julio y del 6 al 12 de septiembre. Además podrán ser solicitados por instituciones educativas, hospitales, centros de salud, hogares de niños y de ancianos.

Las personas o instituciones interesadas deben enviar su nombre y número de celular por mensaje privado al Facebook o Instagram de la Sociedad Boliviana de Música de Cámara (@lasociedad.bo) y en 30 minutos recibirán la llamada del músico que interpretará un concierto en vivo por medio de una videollamada en la aplicación que prefiera (Whatsapp, Zoom, Signal, Telegram).

Aramayo explicó que para escuchar un concierto las personas deben enviar su nombre y número de celular por mensaje privado a la página de Facebook o Instagram de la Sociedad Boliviana de Música de Cámara (@lasociedad.bo) y en 30 minutos recibirán la llamada del músico que interpretará un concierto en vivo por medio de una videollamada en la aplicación que el oyente prefiera (Whatsapp, Zoom, Signal, Telegram). “En menos de treinta minutos un músico de turno se encuentra listo para atender las demandas musicales de su público”, precisó. “Además la gente o instituciones pueden solicitar conciertos para una fecha y horario determinado”, comentó.

El repertorio de Aramayo está conformado por piezas de Bach para violín y temas de Astor Piazzolla, ya que este mes se celebra el centenario del nacimiento del compositor argentino.

mauricio aramayo2.jpg

“Es una muy buena oportunidad para los músicos y para el público porque prácticamente no hay lugares habilitados para disfrutar de un concierto de música y además porque hay mucha gente que no puede salir de su casa porque se encuentran dentro de los grupos de riesgo ya sea por alguna enfermedad o por la edad”, expresó. Agregó que con esta iniciativa “se presenta a la música a un nivel de trabajo esencial en este contexto de pandemia”.

Resaltó que más allá de ofrecer su música es una buena oportunidad de conversar con el “espectador” acerca del repertorio como también de otros temas vinculados a la vida en pandemia. “El otro día brindé un concierto para una persona de Ecuador y le pregunté cómo se estaba manejando el tema de la vacunación en ese país y el me preguntó qué ocurría en la Argentina. Se dio una muy buena comunicación más allá del hecho musical”, comentó.

"Es una muy buena oportunidad para los músicos y para el público porque prácticamente no hay lugares habilitados para disfrutar de un concierto de música y mucha gente que no puede salir de su casa porque se encuentran dentro de los grupos de riesgo", explicó Aramayo.

Mauricio Aramayo nació en La Paz, Bolivia, en 1981, y pocos años después arribó a la Argentina junto a su madre. A los 10 años, viendo su interés por la música, su madre lo anotó en el Conservatorio de Música de Morón "Alberto Ginastera". Comenzó a estudiar guitarra y luego piano, pero luego se inclinó por el violín “porque con la difícil situación económica, mi madre no podía comprarme un piano". Desde 2002 comenzó a tomar clases particulares con el reconocido violinista Luis Roggero. En 2005 obtuvo una beca para incorporarse a la Fundación Martha Argerich, desempeñándose como concertino adjunto durante el ciclo de conciertos de la Sinfonietta Argerich, junto a esta talentosa pianista en varias provincias del país. También estudió con los maestros Alberto Lysy y Rafael Gintoli, entre otros.

Desde 2010 integra la Orquesta Sinfónica de Neuquén siendo el principal de segundos violines.

Su carrera musical siempre se inclinó hacia la música de cámara, ofreciendo conciertos a dúo de violín y piano, tríos y cuarteto de cuerdas.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.921568627451% Me interesa
90.196078431373% Me gusta
0% Me da igual
3.921568627451% Me aburre
1.9607843137255% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario