Violó a su hija de 3 años y lo dejan verla a solas

Buenos Aires.- "Mamá, no me dejes ir nunca más a la casa de papá", le pidió la pequeña, pero ella no puede hacer nada. De acuerdo con el relato de Mónica Starvaggi, la primera vez que su hija manifestó dolor en la zona anal, las autoridades médicas creyeron que las lesiones tenían que ver con parásitos intestinales.

Sin embargo, en el laboratorio, la niña dio negativo. "La segunda vez que me dice 'me pica la cola' veo que también tenía heridas en la zona vaginal", asegura la mujer, de Longchamps.

Por lo tanto, realizó la denuncia correspondiente, impulsando una serie de pericias que revelaron "lesiones compatibles con una penetración, provocadas por elemento duro o romo que podrían ser dedos o similar". Los informes, entonces, avalaron "el mecanismo relatado por la víctima".
A pesar de que las pruebas contra Hernán Coria -padre de la pequeña- eran contundentes, las autoridades de la UFI Nº 4 y el Juzgado de Familia Nº 8 de Lomas de Zamora no avanzaron en la investigación, que naufragó.

Justamente, en un nuevo régimen de visitas, el 3 de enero de 2015, Mónica relató: "Se lleva la nena a la mañana y cuando regresa, mi hija se pone a llorar y a repetir 'me duele la cola'". Nuevamente, los exámenes médicos indican que las lesiones son compatibles con abuso sexual, pero como la causa se encuentra en etapa preparatoria por "abuso sexual agravado", el progenitor de la niña ni siquiera ha sido imputado.

En consecuencia, continúan las jornadas de revinculación entre padre e hija en compañía de un psicólogo designado por el Juzgado de Familia pero que no permanece durante todo el encuentro. El último fue hace tres semanas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído