El clima en Neuquén

icon
21° Temp
77% Hum
La Mañana vivero

Vivero respaldó al consorcio chino en la puja por Chihuido

Dijo que la actual adjudicataria "no cumplió" y avaló el pedido de la segunda oferente porque "garantiza el financiamiento de 2.400 millones de dólares".

El diputado nacional por Neuquén, Alberto Vivero (Frente de Todos), respaldó el reclamo del consorcio encabezado por PowerChina, que busca quedarse con la obra de Chihuido. El legislador pidió que se revise la licitación de 2014 porque la actual adjudicataria, el grupo Helport, “no cumplió” con el pliego y la segunda oferente en la compulsa, de capitales asiáticos, “garantiza el financiamiento de 2.400 millones de dólares”.

Vivero ocupa una banca en el Congreso en reemplazo del actual secretario de Energía, Darío Martínez. Cobró notoriedad hace dos semanas, cuando su par del Pro, Fernando Iglesias, lo denunció por “fuertes empujones” en medio de una sesión, lo que motivó una investigación de la Cámara.

Te puede interesar...

Ahora, Vivero presentó un proyecto para declarar de interés la obra de Chihuido, un proyecto largamente postergado, que se anunció hace más de una década, en la gestión del ex gobernador Jorge Sapag. También elevó la propuesta al ministro nacional de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Elías Sapag y el gobernador, cuando presentaron la maqueta de Chihuido I.

Junto con la declaración de interés, el diputado neuquino impulsa una “revisión” del proceso licitatorio de Chihuido, en el que resultó adjucatario el consorcio Helport. Cuestionó que, después de ganar la compulsa, el grupo empresario no concretó la inversión ni consiguió el financiamiento ruso que había comprometido.

Vivero solicitó que se respete “el proceso licitatorio tal cual se planteó en el año 2014”, pero también se tenga en cuenta que “la adjudicataria de esa licitación no cumplió los requisitos financieros" ni tampoco las condiciones previstas en el pliego.

Agregó que, ante esos incumplimientos, “nos parece atendible el planteo que está haciendo el conglomerado que lleva adelante la empresa PowerChina para que se revise esa licitación y que se adjudique a quien venía detrás y que garantiza el financiamiento de 2.400 millones de dólares, porque lo fundamenta con antecedentes y lo que dice el proceso licitatorio es claro”.

Resaltó que Chihuido es “una obra clave y necesaria en el proceso de desarrollo económico de la región Centro” de la provincia y, por eso, “el Estado nacional debe asumir esta situación y debemos accionar para generar un impulso de reactivación económica más que urgente y necesaria”.

“Si se respeta el proceso licitatorio y se atiende el reclamo del conglomerado encabezado por la empresa china, que además garantiza el financiamiento, estamos en condiciones de iniciar una obra emblemática y largamente anhelada”, afirmó.

Chihuido
Entre 1965 y 1967 se hicieron los primeros estudios de suelo para la construcción de Chihuido. El primer proyecto se presentó en 1977. Hoy, la construcción de la presa está en manos de China.
Entre 1965 y 1967 se hicieron los primeros estudios de suelo para la construcción de Chihuido. El primer proyecto se presentó en 1977. Hoy, la construcción de la presa está en manos de China.

También en la Legislatura

Vivero señaló que, junto con su proyecto a nivel nacional, también espera “del gobernador Omar Gutiérrez y de las autoridades de la Legislatura neuquina un pronunciamiento en ese sentido, entendiendo que es un fuerte impulso para la región”.

Remarcó que pasaron siete años desde la licitación y, durante el gobierno de Mauricio Macri, hubo una “polémica readecuación de las condiciones de adjudicación” que tampoco sirvió para dar inicio a la obra.

Recordó que la presa Chihuido prevé obras accesorias, como la ampliación de la estación transformadora de la localidad de Las Lajas, la construcción de una línea de media tensión y del tendido de líneas para Quili Malal, Bajada del Agrio y el paraje Cañadón Rojo, así como otros 81 kilómetros hasta el Los Chihuidos. Además, el proyecto abarca la repavimentación de rutas en la zona Centro y nuevos puentes sobre el arroyo Covunco y el río Agrio.

Indicó que la represa se planificó “en la década del '70 por la empresa estatal Agua y Energía Eléctrica” y no se llegó a concretar “en gran medida por la inacción y desinterés del gobierno del ex presidente Mauricio Macri, quien nunca proyectó promover inversiones que permitan desarrollar territorios que se encuentran más alejados a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario