El clima en Neuquén

icon
18° Temp
65% Hum
La Mañana cabo

"Vos no sabés lo que me hace en casa": la grave frase de la cabo a su hermana

La familia de la acusada admitió desconocer un contexto de violencia de género en la pareja, aunque una frase preocupante a su hermana encendió las alarmas sobre posibles conflictos que se escondían.

Los testigos de la defensa tomaron el protagonismo en la continuación del juicio contra la cabo de Plaza Huincul, Magalí Hernández, acusada por el crimen de su pareja ocurrido en su propia casa, en octubre de 2019. Los relatos de tres familiares y dos amigas de la acusada establecieron el escenario de la violencia de género adelantado por la defensa en su alegato de apertura.

Este miércoles comenzó el tercer día de juicio por el crimen de Dante Biazetti a manos de quien era su pareja, la cabo Magalí Hernández. Mientras que la efectivo se encuentra acusada por homicidio doblemente agravado por la fiscal Sandra González Taboada, los defensores Vanesa Macedo Font y Diego Simonelli buscan probar la violencia de género que la tenía como víctima y la llevó a matar al hombre accidentalmente, en un intento por defenderse.

Te puede interesar...

En este contexto, esta mañana comenzó el paso de los testigos convocados por el equipo defensor, en su mayoría familiares de la cabo acusada, entre ellos, una de sus hermanas, su padre, una tía y dos amigas.

Al hablar sobre la relación entre Hernández y Biazetti, todos coincidieron en que era muy buena y había mucho cariño entre ambos, al igual que hacia sus hijos, o al menos era lo que demostraban en presencia de otras personas. Sin embargo, hicieron mención de algunas situaciones que encendieron las alarmas.

Natalia, hermana de la cabo, mencionó que en una ocasión llegó en plena discusión de pareja y que su hermana también le había confiado rispideces con la familia Biazetti. Sin embargo, admitió que nunca intentó indagar, porque sintió que no le correspondía, incluso cuando en una oportunidad la acusada le confió respecto de Dante: "Vos no sabés lo que me hace en casa".

image.png

El padre de la cabo, por su parte, recordó el 8 de octubre en que todo ocurrió, cuando su hija arribó a la chacra familiar tras dejar a su pareja en el hospital, "con una crisis de nervios". Detalló que estaba tan alterada que él y su esposa no lograban entender qué había ocurrido, y la mandó a que se duchara para calmarse, circunstancias en las que llegó la Policía.

El hombre sostuvo que "nunca demostraron" que algo malo pasara en la pareja y que incluso la noche anterior al hecho fueron a cenar a la casa y "estaba todo bien". Posteriormente, al insistir a su hija sobre por qué no había manifestado si tenía problemas con Biazetti, ella admitió que "quería solucionarlo porque era el padre de sus hijos".

La tía de Hernández fue quizá quien más sorprendió con su relato, dado que aunque también tildó la relación de pareja como "muy buena", admitió la existencia de "episodios raros". Puntualmente, recordó un día en que arribó a la casa de la cabo y Biazetti, y encontró a la acusada llorando y desnuda en la habitación, a lo que Dante le dijo simplemente que le había bajado la presión, casi restando importancia a su estado.

También mencionó que creyó sentir en varias oportunidades que "Magalí le quería contar algo", pero nunca lo hacía, y recordó que en dos oportunidades, delante de Dante, su sobrina le confió que él la había golpeado, pero la confesión se veía truncada por el hombre que la mandaba a callar. Una de esas agresiones habría ocurrido mientras ella estaba embarazada de siete meses.

Por otro lado, relató una reunión entre ambas familias en que la cabo dio a entender que no le gustaba que Biazetti se quedara mucho tiempo con su familia porque aprovechaba esos encuentros para alcoholizarse y luego agredirla al regresar a su casa, acusación por la cual el padre de Biazetti se dirigió a su hijo al expresar: "¿Todavía no sos capaz de amansar a esta yegua?".

Finalmente, contó que el hijo más grande de la efectivo contó que el día de la muerte de su padre, tuvo lugar una discusión mientras almorzaban, por lo cual su padre se lo llevó en la camioneta, para luego regresar a la casa unos minutos más tarde, momento en que su mamá le disparó a su papá, que estaba "muy borrachito".

Una de las amigas de Hernández que pasó por el estrado, sostuvo que no presenció situaciones de violencia, pero que Biazetti no dejaba que su pareja la fuera a visitar a Añelo porque "tenía celos" de una persona que también vivía allí.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

24.705882352941% Me interesa
3.5294117647059% Me gusta
8.2352941176471% Me da igual
8.2352941176471% Me aburre
55.294117647059% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario