100 años de desafíos y concreciones

Escribe Jorge Sapag, ex gobernador de Neuquén.

Este 29 de octubre celebramos el centenario del descubrimiento del petróleo en Neuquén. Un descubrimiento que fue producto de la fe, constancia y dedicación de un grupo de hombres corajudos y tenaces, con un equipo de perforación llamado Patria, al mando del ingeniero Cánepa, quienes luego de dos años de trabajo sin resultados, no aflojaron. Sabían que el petróleo estaba allí. ¡Tenían razón! Los neuquinos somos un pueblo aguerrido, que enfrenta a diario los desafíos para seguir creciendo, y la historia se repite una y mil veces. Diez años atrás, los neuquinos enfrentamos un nuevo desafío por el agotamiento de los reservorios convencionales. Pero, una vez más, teníamos una fuerte convicción: de la mano de la nueva tecnología que recién se empezaba a desarrollar en Estados Unidos y Canadá, íbamos a poder encontrar mas petróleo y hacer resurgir nuestra economía. Necesitábamos atraer las inversiones para generar mas empleos y riquezas para los neuquinos. El primer paso que dimos fue impulsar la exploración de reservorios no convencionales, para lo cual propusimos una prórroga en los contratos de los yacimientos maduros y creamos Gas y Petróleo del Neuquén, la empresa petrolera provincial. Por esos días, hablar de los no convencionales era sólo una prédica en el desierto. Pero se comenzaron a estimular hidráulicamente los primeros pozos y el sueño que teníamos se empezaba a concretar. Con esos resultados a la vista, YPF y Chevron nos propusieron llevar adelante el primer desarrollo masivo de petróleo no convencional fuera de América del Norte. Fueron momentos muy convulsionados. Eran momentos de elecciones. Recibimos una gran presión para que no se realizara esta inversión. Pero éramos conscientes del momento histórico que nos tocaba vivir. Teníamos ante nosotros la posibilidad de generar una bisagra en el futuro de nuestra provincia. Los neuquinos ya comenzamos a ver los frutos de lo que sembramos, pero tenemos nuevos desafíos por delante… Por eso ya tenemos nuevos sueños. Vamos a exportar nuestro petróleo y a abrir nuevos mercados para el gas. Queremos construir nuevas refinerías, nuevas usinas térmicas, un polo petroquímico; pero también impulsar las energías renovables. Sin embargo, el desafío mas importante que tenemos por delante es lograr que el crecimiento de Vaca Muerta se convierta en desarrollo económico y progreso social y, para eso, tenemos que brindarles a nuestros jóvenes las herramientas necesarias, desde la educación y la formación, para que tengan empleo en la industria hidrocarburífera. Debemos construir la infraestructura necesaria en las ciudades para acompañar el crecimiento que estamos viviendo. Tenemos que profundizar el trabajo con nuestras pymes para que puedan mejorar su competitividad y generar más trabajo. Tenemos que cuidar nuestro medioambiente y garantizar que las tareas que se realizan cumplan con los más estrictos controles de seguridad.

Los neuquinos no podríamos tener estos sueños de no haber sido por el esfuerzo y la tenacidad de miles de hombres y mujeres que durante estos 100 años extrajeron el petróleo que nos hizo una provincia grande y progresista. A ellos, mi mayor reconocimiento.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído