4500 personas por día pasaron por el paso Cardenal Samoré durante el fin de semana

Así lo informaron desde la delegación Bariloche de la Dirección Nacional de Migraciones. Se estima que en el resto de los pasos, las cifras son similares.

El turismo entre Argentina y Chile vive uno de sus mejores momentos, incentivado por los tipos de cambios, que hoy favorecen a ambas partes.

El auge se vio reflejado en los pasos fronterizos, donde este fin de semana hubo filas de autos y demoras de más de una hora para cruzar.

"Estamos desbordados, con la cantidad de gente que va de una lado a otro, está viniendo mucha gente eso ocasiono en que hay horarios de mucha convulsión, y demoras al momento del cruce", detalló Mariano Molina, delegado de Migraciones en Neuquén en LU5.

En el paso Cardenal Samoré, pasaron 4500 personas durante el fin de semana pasado. Así lo estimaron desde la delegación Bariloche de la Dirección Nacional de Migraciones al portal de noticias El Cordillerano.

Allí, las aduanas registraron largas filas de vehículos ya que en ambos controles permitían pasar de a 20 o 30 rodados.

Según el registro del pasado fin de semana, el jueves ingresaron 4.500 personas y salieron a Chile 4.648. El viernes, los ingresos a la Argentina fueron 4.288 y los egresos 4.600.

Y el fin de semana no hubo diferencias: el sábado entraron al país 4.630 visitantes y salieron 4.461, mientras que el domingo ingresaron 4.294 y egresaron de la Argentina 4.606.

Esto demuestra un flujo parejo de entradas y salidas del país, tanto de turismo argentino en Chile como de visitantes chilenos en nuestro país.

Molina contó que durante los días normales los trámites aduaneros tardan alrededor de 10 minutos, pero que durante estos días se han visto convulsionados por el flujo de personas y por ello se tarda un poco más.

"Muchos vienen con compras de Chile, así que hay otro tipo de controles, más minuciosos", dijo.

El funcionario manifestó que la sorpresa es el paso fronterizo Icalma en la zona de Pehuenia, ya que se trataba de uno de los más calmos "por su infraestructura, que es nueva. Pero en estos días es impresionante la cantidad de gente que pasa", comentó.

La misma situación se vive en el paso Tromen en Chos Malal, paso que sólo se abre de diciembre a abril. "Todos los meses pasaban 300 personas y hoy la cantidad de gente supera ese número en dos meses de apertura", describió Molina.

Por último, le recordó a los turistas la documentación necesaria que deben tener al momento de cruzar las fronteras y recomendó tratar de pasar lo más temprano posible para evitar el cuello de botella.


Fuente: El Cordillerano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído