A mano con la historia del mítico arco de Boca

Tras los penales que atajó ante Nacional, Agustín Orión se ganó la idolatría xeneize. Otros arqueros que fueron héroes en definiciones.

Buenos Aires
Desde Roma a Orión. Parte de su rica historia, Boca se la debe a los grandes arqueros que pasaron por la institución. Y, en especial, a los guardavallas atajapenales que han sido determinantes en definiciones desde los doce pasos. Así consiguió varios logros en el plano nacional y en especial internacional.

Los tres penales atajados por Agustín Orión el jueves, decisivos dos de ellos si convertían ejecutantes de Nacional, de Montevideo, porque el Xeneize quedaba eliminado en cuartos de final de la Libertadores, remiten al citado Antonio Roma de 1962, al Loco Hugo Gatti a Vanderlei en la primera Copa frente a Cruzeiro en el Centenario uruguayo en 1977, el colombiano Oscar Córdoba en 2000 y a Roberto Abbondanzieri en la final de la Intercontinental de Japón 2003.

En aquel vibrante clásico Boca-River, disputado en La Bombonera en diciembre del 62, en virtual definición del campeonato, el Tarzán boquense adivinó el disparo fuerte a su derecha del brasileño Delem, 10 de River, una de las figuras del torneo hasta ahí. Boca campeón. Ganó 1 a 0 con gol de penal de Paulo Valentím, también brasileño.

Gatti fue héroe en la brumosa noche montevideana al contenerle el definitivo penal al brasileño Vanderlei luego de igualar sin goles ante Cruzeiro en el tercer partido de desempate de la final de Libertadores de 1977. Los dos suman además ocho penales contenidos en tiempo regular.

Oscar Córdoba fue decisivo para Boca en Brasil. El equipo dirigido por Carlos Bianchi, tras dos empates en Buenos Aires y San Pablo, superó a Palmeiras en serie de penales en el 2000. El colombiano atajó un penal decisivo a Faustino Asprilla. Boca campeón de la Copa Libertadores.

Luego Roberto Abbondanzieri ante el poderoso Milan, de Italia, campeón de la Champions League 2003, atajó también un penal clave al defensor Alessandro Costacurta en serie que definió Raúl Cascini para Boca.

Los cuatro arqueros de Boca le dieron títulos al club de la Ribera. Fueron héroes.

Ahora, Agustín Orión, aunque para pasar a la semifinal, pero juntando tres penales contenidos en una sola noche.

Lo cierto es que el arquero surgido en San Lorenzo con paso también por Estudiantes de La Plata hizo historia al convertirse en el primer guardametas del club en contener tres penales. Y fue justo en su partido número 200.

CIFRA
1 vez que un arquero de Boca ataja 3 penales
en una definición por esa vía. Agustín Orión suma 8 penales contenidos en tiempo regular y 15 contando tandas desde los doce pasos.


Sinceridad
Insaurralde: "Nos veíamos afuera"

El defensor de Boca, Juan Insaurralde, reconoció: "Nos veíamos afuera, nos salvó Orión". Por su parte, el entrenador Guillermo Barros Schelotto comentó que fueron sus propios jugadores los que "eligieron quiénes pateaban", y afirmó que él sólo se limitó a recomendarle al que tuviese alguna duda que "le apunten a la cara" al arquero adversario.

Por otro lado, a Boca le viene muy bien el parate por la Copa América para recuperar soldados. Además, podrá contar con Tevez, que no fue citado. En el medio se reforzará.

OPINIÓN
Con Saja hacían torneitos de penales por la coca

Agustín "Mono" Irusta
Formador de Orión y gloria de San Lorenzo. Hoy entrena arqueros.

El que le enseñó todo a Orión, aunque por ahí suene soberbio, fui yo. A los 13 años comencé a entrenarlo hasta que debutó en la Primera de San Lorenzo y la verdad que lo viví con alegría, se lo merece.

Debo reconocer que estuve un tiempo enojado con él luego de que quebrara al uruguayo Bueno, al que también conocí en el Ciclón.

Luego se me pasó. Es un muy buen arquero, con grandes condiciones, me percaté de ello apenas lo vi entrenar cuando era un pibito.

Siempre le gustaba atajar penales. Recuerdo que con Sebastián Saja, otro arquero al que tuve la suerte de formar, se quedaban después de los entrenamientos pateándose penales entre ellos, tipo torneito, y jugaban por la coca.

Sin dudas que ha ido puliendo cosas y mejorando en los penales. La experiencia lo ayuda mucho.

Fijate que el jueves hubo un penal en el que se quedó parado, cuando los arqueros somos de tirarnos antes.

Pero insisto, me puso muy contento su gran actuación, así como también me llena de felicidad que a Saja le vaya bien en Racing o a Néreo Champagne en Olimpo. Son algunos de los tantos chicos que tuve en inferiores y que llegaron a Primera División.

Volviendo a Orión, me gustaba trabajarlo porque tenía un lindo físico y personalidad, se notaba que iba a hacer una buena carrera si tenía conducta.

Por suerte, está triunfando y sin dudas que es uno de los mejores arqueros del país. A mí también me gusta mucho Sebastián Torrico, al que veo siempre en San Lorenzo y siempre quiere aprender. Eso es fundamental en este puesto y en la vida misma.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído