El clima en Neuquén

icon
21° Temp
35% Hum
La Mañana Texas

Aborto en Texas: Un juez bloquea temporalmente la aplicación de la ley

Un juez estadounidense bloqueó temporalmente una nueva ley que prohíbe a las mujeres abortar.

El juez de distrito Robert Pitman accedió a una petición del gobierno de Biden para impedir cualquier aplicación de la ley mientras se cuestiona su legalidad.

La ley, que prohíbe a las mujeres de Texas abortar después de seis semanas de embarazo, fue redactada y aprobada por políticos republicanos. La Casa Blanca elogió el último fallo como un paso importante.

Te puede interesar...

"La lucha no ha hecho más que empezar, tanto en Texas como en muchos estados de este país en los que los derechos de las mujeres están siendo atacados actualmente", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Las autoridades tejanas recurrieron inmediatamente la sentencia, preparando el terreno para nuevas batallas judiciales.

El juez Pitman, de Austin, escribió en un dictamen de 113 páginas que, desde el momento en que la ley entró en vigor el 1 de septiembre, "se ha impedido ilegalmente a las mujeres ejercer el control sobre sus vidas de forma protegida por la Constitución". "Este tribunal no sancionará ni un día más esta ofensiva privación de un derecho tan importante", dijo el miércoles pasado.

Embed

Whole Woman's Health, que gestiona varias clínicas en Texas, dijo que estaba haciendo planes para reanudar los abortos "lo antes posible".

Pero el grupo antiabortista Texas Right to Life, acusó a los jueces de "complacer a la industria del aborto" y pidió una "audiencia justa" en la siguiente etapa.

Este es el primer revés legal para Texas desde que se implantó la ley.

El gobierno del presidente Joe Biden emprendió acciones legales después de que el Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, se negara a impedir que Texas promulgara la ley. El Departamento de Justicia presentó una moción de urgencia para bloquear la aplicación de la ley mientras se emprenden acciones legales.

El demócrata Biden calificó la ley de "ataque sin precedentes" a los derechos de las mujeres, pero el gobernador de Texas, Greg Abbott, la ha defendido diciendo: "La libertad más preciada es la vida misma".

La "Ley de latidos" prohíbe las interrupciones del embarazo tras la detección de lo que los antiabortistas denominan latido del feto, algo que, según las autoridades médicas, es engañoso. Esta ley prohíbe los abortos a partir de la sexta semana de embarazo, cuando la mayoría de las mujeres no saben que están embarazadas.

Se aplica dando a cualquier persona -de Texas o de cualquier otro lugar- el derecho a demandar a los médicos que practiquen un aborto más allá de las seis semanas. Sin embargo, no permite demandar a las mujeres que se someten al procedimiento.

Un médico que admitió haber infringido la nueva legislación estatal sobre el aborto ya ha sido demandado.

En un artículo publicado en el Washington Post, el Dr. Alan Braid afirmó que "actué porque tenía el deber de cuidar a esta paciente, como hago con todos los pacientes, y porque ella tiene el derecho fundamental a recibir esta atención".

A pesar de la orden judicial, algunas clínicas siguen dudando en reanudar los procedimientos, ya que existe cierta incertidumbre sobre si podrían ser demandadas con carácter retroactivo durante la prohibición.

La propia ley incluye una disposición que estipula que las clínicas y los médicos pueden seguir siendo responsables de los abortos realizados mientras esté en vigor la orden judicial de urgencia, según los expertos jurídicos.

Pero no está claro si esa disposición será aplicable, y el juez Pitman dijo en su sentencia que era "de dudosa legalidad".

"La amenaza de ser demandado con carácter retroactivo no desaparecerá del todo hasta que la ley sea anulada definitivamente", dijo Nancy Northup, presidenta del Centro de Derechos Reproductivos, en un comunicado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario