LMNeuquen reapertura

Abren prostíbulos: "Todas las poses están permitidas"

El primer ministro holandés anunció la reapertura del Barrio Rojo aunque extremó las medidas de higiene.

El gobierno de Holanda autorizó la reapertura de los prostíbulos y la vuelta de prácticamente todas las actividades sociales y educativas a partir del 1 de julio, tras la cuarentena que decretó por la pandemia por coronavirus. "Todas las poses sexuales están permitidas", dijo el primer ministro Mark Rutte al anunciar la medida antes prevista para septiembre, y generó sonrisas.

Según indicó, la reapertura de los prostíbulos está exenta de la distancia de seguridad de un metro y medio por la imposibilidad de aplicar esta regla, aunque el gobierno pidió extremar la higiene y tomar precauciones. "Todas estamos muy contentas de poder abrir de nuevo, porque ya no tenemos más dinero", dijo Felicia Anna, presidenta del grupo Red Light United. "No lo esperábamos porque la nuestra es una profesión en la que es imposible evitar el contacto", explicó la representante de las trabajadoras sexuales.

Te puede interesar...

De todos modos, la condiciones son estrictas: las prostitutas tendrán que usar mascarilla y guantes de látex. Deberán evitar toda acción que se realice con la boca, como los besos o el sexo oral, y tendrán que adaptar las posturas de tal manera que nunca queden frente a frente con el cliente. Además, las prostitutas tendrán que hablar antes con el cliente para asegurarse de que no tiene síntomas.

Policia-zona-roja.png

El gobierno autorizó la reapertura de restaurantes, museos, cines, teatros sin límites de capacidad en cuanto se puede mantener la distancia interpersonal de seguridad (en caso contrario, el límite es de 100 personas). En los espacios abiertos, como las terrazas de cafés y bares, la máxima será que todas la personas estén sentadas y a distancia. En exteriores, se podrá reunir a un máximo de 250 personas, lo que hace posible la vuelta de eventos como las ferias, pero también la celebración de fiestas, bodas, misas, funerales y cumpleaños, aunque "cantar o corear está totalmente prohibido" para limitar la posibilidad de propagación del virus.

No se reabrirán las discotecas y clubes nocturnos, al menos hasta el 1 de septiembre, aunque se autoriza la vuelta de todas las actividades deportivas a partir de julio, tanto recreativas como de competiciones, sin limitaciones físicas para los deportes de contacto como boxeo, aikido o jiu jitsu.

A-Holanda-Primer-Ministro-Mark-Rutte}.png

El transporte público funcionará con normalidad a partir de la próxima semana, pudiendo usarse todos los asientos disponibles (ahora solo se puede ocupar el 40 por ciento) y se podrá viajar sin necesidad de que sea por motivos importantes, aunque el uso de tapabocas seguirá siendo obligatorio.

Rutte subrayó que "hemos pasado lo peor, hemos tenido nuestro primer día sin una muerte provocada por el coronavirus, y lo hemos hecho juntos", aunque advirtió de que hay que "asegurarse de que no haya una segunda ola".

Nada de abrazos, aunque cueste

"Todos los estudios indican que es crucial mantener la distancia para evitar contagios y sé que es molesto. Me da mucha pena. (el presidente francés Emmanuel) Macron estuvo aquí y normalmente nos hubiéramos dado un abrazo de inmediato, pero no pudo ser", aseguró Mark Rutte. Desde hace semanas, cualquier persona con síntomas mínimos de COVID-19 puede llamar a un teléfono especial para pedir cita y hacerse las pruebas PCR para detectar el virus, sin necesidad de un chequeo médico previo ni estar trabajando en profesiones esenciales, una medida primordial, dice Rutte, para evitar una segunda ola de la pandemia.

Embed

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

11.538461538462% Me interesa
69.230769230769% Me gusta
7.6923076923077% Me da igual
0% Me aburre
11.538461538462% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario