Aceite de cannabis: crecen la demanda y las consultas

Los profesionales de la salud contaron que hay mayor interés de la gente.

En marzo de 2017 se sancionó la Ley 27350, la cual regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados y, a su vez, permite la producción para pacientes con epilepsia refractaria. Pero varios estudios comprobaron que los derivados de la planta, especialmente el aceite, pueden ser utilizados y lograr beneficios para otras patologías. Por eso, y ante la información certera difundida de un tema tan tabú como era la marihuana, la gente, de todas las edades, consulta a los profesionales para usarla y así eliminar el dolor que tanto la aqueja.

Trata: el cannabis es usado para tratar el cáncer, el párkinson, la artritis y el autismo, entre otros.

Te puede interesar...

El cáncer, la fibromialgia, los dolores crónicos, la artrosis, la artritis, el párkinson, la epilepsia y el autismo son algunas de las enfermedades que, comprobado científicamente, pueden recibir el tratamiento con los derivados de la planta de cannabis y presentan varias consecuencias positivas. “Las consultas de los pacientes que quieren saber si el cannabis puede acompañar su tratamiento se multiplicaron por diez desde que se sancionó la ley, en marzo de 2017. A partir de esa instancia, entre el 15 y el 20 por ciento de nuestros pacientes nos contaron que ya venían usando aceite de cannabis y buscaron nuestro acompañamiento. A la vez, hoy de cada diez pacientes hay cinco que preguntan por la posibilidad de ese uso”, aseguró Alvaro Saurí, jefe del servicio de Cuidados Paliativos del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, que dependen de de la UBA. La abogada Ana María Nicora, de la ONG Cannabis Medicinal Argentina, se sumó a lo dicho: “En el último tiempo, nos consultan sobre todo personas mayores, especialmente octogenarios, que quieren sentir menos dolor. Las consultas son para dar con algún aceite de calidad o para analizar el aceite comprado por internet”.

“En el último tiempo nos consultan sobre todo personas mayores que quieren sentir menos dolor en su cuerpo”.

“Yo no quería saber nada, no conocía nada de todo este mundo y me daba miedo, pero mis nietos insistían con que me podía aliviar el dolor. Ya me enseñaron a comprarlo y ellos me lo van a buscar, pago 2500 pesos por frasquito. Lo voy a seguir comprando porque el cuerpo me duele muchísimo menos y descanso mejor, eso hace que mi estado de ánimo sea otro”, comentó Adrián, de 78 años, quien consume ocho gotas diarias para tratar la fibromialgia, artritis y los dolores crónicos que ambas patologías le imprimen a su ser. Así como Adrián, fueron varias las personas de edad avanzada que se animaron en dejar atrás los pensamientos que vinculaban a la marihuana como una droga maligna y encontraron en su naturalidad un alivio. Eso sí, cuesta: en internet, el frasco de aceite de 30 mililitros se vende entre $1500 y $1800.

Ley: Solo los pacientes con epilepsia refractaria pueden producir los derivados de la planta.

Así como los mayores decidieron romper con los paradigmas sobre el cannabis, varias madres hicieron lo propio al ver las mejoras en su hijos, principalmente afectados por epilepsia o autismo. De esta manera nació la ONG Mamá Cultiva, que realiza talleres para enseñar a cultivar la planta. “Abundan los padres y las madres, pero en este último tiempo se llenó de gente grande que quiere producir para tratar su patología”, contó la presidenta de la organización, Valeria Salech.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído