Acusan a gitano por estafar a un matrimonio con una Hilux

Se trata de un hombre que en abril fue señalado por otros tres casos.

Espiro Esteban, integrante de la comunidad gitana, volvió a ser acusado por una estafa con la venta de vehículos. Esta vez, simuló vender una camioneta, cobró 245 mil pesos por la operación, pero jamás se la entregó al matrimonio de San Rafael, Mendoza, que la compró.

En una audiencia realizada el miércoles pasado, la jueza Carina Álvarez avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Espiro Esteban por el delito de estafa. Además, dispuso cuatro meses como plazo para realizar la investigación.

Te puede interesar...

La mecánica de la estafa

De acuerdo con la teoría del caso, presentada por Andrea Chamas, asistente la Fiscalía de Delitos Económicos, la estafa ocurrió el 25 de enero de este año, luego de que un matrimonio viajara desde San Rafael hasta la capital neuquina para concretar la venta de una camioneta Toyota Hilux.

“Esteban, quien se había presentado por teléfono y en persona como Germán, los fue a buscar y los llevó hasta su domicilio. Allí, les presentó a un tal José como su hermano, quien les mostró la camioneta e incluso dieron una vuelta”, detalló Chamas. Luego, Esteban realizó un boleto de compraventa que firmó como “Germán López” y la mujer entregó la suma pactada de 245 mil pesos.

A continuación, el matrimonio y José –quien aún no fue identificado por su nombre real por la fiscalía- fueron al Registro del Automotor para realizar la transferencia, pero el trámite se frustró porque Esteban les pidió que vuelvan porque le faltaba una documentación para poder finalizar la transacción.

Así, les firmó un recibo por el dinero que habían abonado y el matrimonio regresó a Mendoza con la promesa de que en los próximos días se resolvería la situación.

“Al llegar, recibieron un llamado de Esteban, quien dijo que finalizarían la transacción el 30 de enero, pero el 28 les dijo que él viajaría y harían todo en San Rafael”, relató la asistente sobre el acuerdo que nunca ocurrió, y agregó: “Al día de la fecha, a través de distintas excusas, los denunciados no entregaron el vehículo ni devolvieron el dinero”.

En abril, Espiro fue acusado por tres estafas bajo la misma modalidad, que se repite en las denuncias de las víctimas. En aquel entonces, el fiscal Marcelo Jara lo acusó por haber estafado en 120 mil pesos a un hombre de Ingeniero Huergo, a quien le había ofrecido una Volkswagen Saveiro. Como en el caso del matrimonio mendocino, el vehículo nunca fue entregado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído