Ahora cayó el datero de la banda de los barrenderos

Es un ex empleado de La Serenísima que pasó información clave para robarle a la empresa.

Neuquén. La Justicia acusó a Héctor González, de 41 años y quien trabajaba para La Serenísima, como partícipe necesario de uno de los golpes de la banda de los barrenderos. Se trata del por entonces trabajador que dateó los movimientos de la empresa para que concreten uno de los siete robos ejecutados por la banda.

El martes se realizó una audiencia en la que el juez de garantías Lucas Yancarelli avaló el pedido de la fiscalía y acusó a González por robo calificado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe necesario.

Previamente, el defensor oficial Raúl Caferra aclaró que un día antes se le declaró la rebeldía ya que, si bien se presentó para que le formularan cargos, terminó en un edificio contiguo de la Ciudad Judicial por un mal entendido y por eso no asistió.

El hecho que lo pone en escena a González como entregador de uno de los robos perpetrados por la banda de los barrenderos ocurrió el 23 de junio cerca de las 11.

En esa ocasión, describió el fiscal Juan Pablo Encina, el acusado “prestó colaboración necesaria para ejecutar un hecho delictivo a Sergio ‘Chin’ Sepúlveda Antonio”, líder de la banda, con quien mantuvo una comunicación telefónica.

Lo que ellos no sabían era que la línea estaba intervenida, y esto permitió a los investigadores descubrir que fue él quien le aportó información específica para que interceptaran a un repartidor de La Serenísima, empresa en la que este también trabajaba.

“¿Dónde estás? La marea está perfecta”, le dijo González al Chin y le reiteró que había unos 18 mil pesos más o menos. “Uh, justo ahora están todos los pibes laburando”, le contestó el segundo y le aseguró que hablaría con “los muchachos”.

“Vayan a los chinos, al fondo, ahí es donde ya saben ustedes”, fue la última referencia que le proporcionó el acusado, ya que el lugar lo tenían marcado.

Fue así que en calles Olta y Río Senguer, en la capital neuquina, parte de la banda interceptó al repartidor, a quien a punta de pistola le sacaron sólo 4 mil pesos, celulares y otros elementos.

“Sin esta información precisa del momento y del lugar donde salía la víctima con el dinero, el hecho no se hubiera cometido”, concluyó el fiscal.

A la banda se la investiga por siete robos, por los que cuatro de sus integrantes fueron acusados.

La caída del datero, gracias a una intervención telefónica, es toda una demostración de que en determinados robos siempre hay entregadores involucrados.

Tienen en su haber siete robos

La banda es investigada por siete robos, por los cuales ya fueron acusados y detenidos el Chin Sepúlveda, líder de la banda que trabajaba en Cliba, Alan Briantes (su hijastro) y Facundo Naupapi (otro barrendero). Mientras que los primeros dos fueron acusados de cuatro hechos, al tercero se le adjudica haber participado en seis. Un cuarto integrante, cuñado de Chin, se encuentra en libertad tras ser acusado de tenencia ilegal de arma de fuego. La Policía llegó a recuperar 480 mil pesos.

LEÉ MÁS

Barrenderos: un celu fue clave para dar con la banda

Desbaratan a la banda de los barrenderos ladrones

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído