Ahora la NASA premió a los pibes genios neuquinos

Fue por el desarrollo de un robot didáctico para que chicos de 5 a 12 años aprendan a programar.

POR PABLO MONTANARO /montanarop@lmneuquen.com.ar

Los estudiantes neuquinos Matías Apablaza y Matías Muñoz fueron distinguidos por la NASA con la Mención de Honor en la 69ª Feria Internacional de Ciencias Intel-ISef en Pittsburgh, Estados Unidos, por el proyecto Cuboide, que desarrollaron durante sus estudios secundarios en el Instituto Tecnológico del Comahue (ITC).

Además, el proyecto obtuvo el cuarto puesto en la categoría Robótica en esta feria estudiantil, la más importante del mundo porque reúne cada año a estudiantes que desarrollan proyectos innovadores. Este año participaron más de 1700 estudiantes en representación de 75 países. Cuboide es un juego didáctico diseñado para la enseñanza de programación a chicos de 5 a 12 años. Consiste en un robot, una base de programación y fichas impresas que representan de forma gráfica los movimientos del robot y sentencias utilizadas comúnmente en lenguajes de programación. Ubicando estas fichas en la base de programación, el chico puede programar el comportamiento del robot, sin necesidad de operar una computadora o un celular.

A través del juego el chico entrena sus capacidades lógicas, estratégicas y de resolución de problemas mediante la programación.

Embed

En diálogo telefónico con LM Neuquén desde Estados Unidos, Apablaza, quien actualmente cursa el primer año de la carrera de Bioingeniería en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), señaló: “Tuvimos comentarios muy positivos por el proyecto para expandirnos mundialmente. Esta distinción de la NASA nos hace sentir muy orgullosos y con muchas ganas de continuar adelante con el proyecto”.

Confesó que tanto él como su compañero, Matías Muñoz, que estudia Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional del Comahue, no esperaban llegar a lo más alto de este evento internacional.

La iniciativa que llevaron adelante los estudiantes durante sus estudios en el ITC, junto a Ilan Goyochea (quien no viajó porque solo podían ir dos), surgió a partir de “observar que no se fomenta en los niños el interés por crear nuevas tecnologías, además del pensamiento lógico y estratégico que les serán de utilidad diariamente”, explicó Apablaza. “Si fomentamos la creatividad y el pensamiento lógico en los chicos, tendremos una futura generación interesada en resolver los grandes problemas de la humanidad”, concluyó.

p06-f01a-premio-nasa-pibes-neuquinos.jpg

--> Un invento que no para de recibir elogios

Ingenio y creatividad definen el espíritu que anima a estos tres estudiantes neuquinos que elaboraron un robot didáctico para que chicos de 5 a 12 años aprendan a programar.

En noviembre de 2017, Matías Apablaza, Matías Muñoz e Ilan Goyochea fueron distinguidos en la Feria Nacional de Ciencia e Innovación Educativa que tuvo lugar en Tecnópolis.

Un mes antes, el proyecto resultó finalista en el certamen Soluciones para el Futuro, organizado por Samsung Electronics y Socialab que se realizó en Córdoba. Allí, los jóvenes estudiantes que en ese momento cursaban sexto año del Instituto Tecnológico del Comahue (ITC) presentaron su invención junto a cinco grupos de estudiantes de Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Enseñar programación desde temprana edad promueve una forma de pensamiento basada en la estrategia y la planificación que le será de mucha utilidad al chico en muchos ámbitos de la vida”, describe Goyochea, quien el año logró el primer lugar en la Olimpíada Argentina de Física.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído