LMNeuquen Alberto Fernández

Alberto Fernández: "El IFE va a seguir mientras haya pandemia"

El Presidente confirmó la continuidad del Ingreso Familiar de Emergencia y no descartó la creación del ingreso universal.

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que "nosotros necesitamos que deje de haber hambre en la Argentina" y que por eso se estableció el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que continuará mientras haya pandemia, y que el ingreso universal no se descartó, sólo que "hay que ser cuidadoso con los tiempos", en diálogo con El Destape radio.

Además de la continuidad del IFE, el mandatario ratificó que armó un paquete de medidas de reactivación pospandemia y que en eso están trabajando el ministro del Interior Eduardo de Pedro junto con otros miembros del Gabinete, y el propio Presidente, con las reuniones que mantiene con los gobernadores.

Te puede interesar...

Alberto Fernández insistió en pedir a la gente que "no se relaje y sea muy cauta y cuidadosa" en las medidas sanitarias, pidió "no hacer reuniones sociales porque es un foco importante de contagio" de coronavirus y confirmó que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) continuará hasta que termine la pandemia.

Tras anunciar ayer en la Residencia de Olivos la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto, enfatizó que "la única forma de evitar los contagios es quedarse en casa", ya que "no hay otra forma porque cuando aumenta la circulación, crecen los contagios". "Cada 24 días se duplica la cantidad de muertos y eso lo tenemos que tener en cuenta", indicó el jefe de Estado, tras destacar que el Gobierno observa "las experiencias de otros países y la cuarentena temprana fue muy buena porque permitió dar tiempo para equiparnos y que nadie se quede sin atención".

Respecto a la continuidad del IFE, sostuvo que "mientras haya pandemia, el IFE continuará" y no descartó la implementación de un ingreso universal, aunque aclaró que "hay que ser muy cuidadosos con los tiempos".

Alberto Fernández afirmó que "los que gobernamos no tenemos diferencias conceptuales", más allá de las ideológicas, y dijo que "después están los de Twitter", que llaman a cacerolazos, y son los que "frustran la salida argentina" y "espero que en algún momento paren".

Durante la entrevista, el Presidente defendió la integración del consejo consultivo integrado por 11 miembros para que lo asesoren en el proyecto de reforma judicial y mostró con ejemplos su "heterogeneidad" y solidez. "Hay muchas cosas en la Corte que deben revisarse", dijo, y citó el caso del recurso extraordinario del siglo XVIII, que amplía marco de acción sin sustento y se convirtió en una gran arbitrariedad, al tiempo que asumió que "el número de miembros no es la cuestión".

Alberto Fernández afirmó que "es una discusión falsa la cantidad de miembros que podría tener la Corte Suprema de Justicia" en la reforma judicial impulsada esta semana y lamentó que los medios y un sector de la oposición cree "ideas e imágenes que no son ciertas". También sostuvo que la oposición, "en particular los que fueron funcionarios del gobierno de Cambiemos, deberían estar muy agradecidos de la reforma, porque les garantiza que nosotros no vamos a hacer con ellos lo que ellos hicieron con los funcionarios de Cristina Kirchner" al marcar su distancia respecto de "la doctrina Irurzun".

"Hay muchas cosas que se tienen que revisar de la Corte. La comisión -creada por DNU ayer- tiene que decir cómo es el funcionamiento de la Corte. Lo de la cantidad de miembros es una discusión falsa", insistió el Presidente.

Respecto a la prolongada negociación de la deuda, aseguró que el Gobierno nacional va a "seguir trabajando para llegar a un acuerdo" con los acreedores externos, pese a una posición "incomprensiblemente dura" de algunos fondos de inversión que participan de las negociaciones.

El Presidente explicó que la posición de la Argentina "no implica que (los acreedores) pierdan, sino que ganen un poco menos", y dejó claro que "si el acuerdo supone que los argentinos se posterguen más no lo voy a hacer".

Alberto Fernández aseguró sobre la situación de la empresa Vicentín, que se intentó "rescatar una empresa para servicio de la Argentina", pero no estatizarla": "Estatizar deudas privadas no, rescatar una empresa para servicio de la Argentina, sí", dijo el mandatario, y añadió que la posición de su Gobierno es "no salvar accionistas" ni "avalar el desfalco" de una empresa.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
38.297872340426% Me gusta
3.1914893617021% Me da igual
2.1276595744681% Me aburre
56.382978723404% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario