Añelo ya no refugia a los "buscavidas" del petróleo

El intendente sugirió que no se radique más gente y cortó la ayuda social.

Neuquén.- La crisis en Vaca Muerta, con la caída de la actividad a raíz del bajo precio internacional del barril de petróleo, ya se siente en su capital simbólica, que es Añelo.

El intendente Darío Díaz no tuvo empacho es desnudar una realidad que, si bien no es alarmante, ya no tiene beneficios para los "buscavidas" que llegaban todos los días desde afuera.

"Aunque la cantidad de gente sin trabajo no supera las 80 personas, no es recomendable que se radiquen más familias", expresó el jefe comunal a LU5.

Desde el municipio buscan priorizar el bienestar de la gente que desde hace tiempo vive en la ciudad y quiere quedarse.

50% Es la caída de la actividad hidrocarburífera en la ciudad.

El intendente sostuvo que entre 2012 y 2015 había unos 40 equipos petroleros en la zona y que hoy hay alrededor de 20. Hubo suspensiones, retiros voluntarios y cambios en los diagramas para los petroleros.

No sólo reactivaron obras civiles con la UOCRA, hasta que pase la crisis en las petroleras, sino que desde la comuna pusieron límites a la ayuda social directa.

Díaz explicó que la gente que viene esperanzada por trabajo y no consigue intenta quedarse en la ciudad, y que a veces "se amontona" en la casa de familiares o va a parar algunos días a una toma.

"Vienen y tocan enseguida la puerta de Acción Social. Es por eso que sacamos un decreto que la gente tiene que tener más de seis meses de residencia", añadió.

"Antes, cuando podíamos, le dábamos una mano a la gente de afuera. Ahora no podemos, porque necesitamos cubrir el trabajo para la gente de acá. La gente tiene que saber que está complicado venir a radicarse a Añelo". Darío Díaz. Intendente de Añelo

Luego del boom de la industria petrolera, la población casi se duplicó y hoy la cantidad de habitantes ronda los 6500 y 7000.

Este gran crecimiento significó un esfuerzo mayor en cuanto a infraestructura y obras públicas, para mantener el control, la seguridad y el orden en el poblado.

El Concejo Deliberante realizó reuniones para tratar varias modificaciones del Código de Faltas y regular normas locales relacionadas con las viviendas y las actividades de la localidad.

"Estamos viendo el tema de los desocupados para que el trabajo no empiece a faltar porque la desocupación hace estragos en una sociedad. Hay gente que quedó cesante y la situación empieza a generar un malestar en los vecinos que están parados desde diciembre", comentó Milton Morales, presidente del cuerpo, a principios de año.

El intendente detalló que la construcción del sector privado continúa pero a un ritmo más lento, y destacó que se están realizando obras de gas y civiles, como un hospital, dos jardines de infantes y un natatorio público.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído