El clima en Neuquén

icon
29° Temp
13% Hum
La Mañana Piedrabuena

Archivaron la denuncia de Piedrabuena por abuso policial

El ex juez Diego Piedrabuena denunció excesos en el accionar de los policías que lo detuvieron a él y a su esposa tras los incidentes del híper. La fiscal archivó la causa y él puede apelar.

A pesar de la insistencia del ex juez Diego Piedrabuena, la Justicia resolvió archivar la causa por abuso policial que el abogado inició tras el escándalo del híper contra los agentes que participaron del procedimiento. El ex funcionario aseguraba que su detención y la de su esposa estuvo injustificada, así como también denunciaba haber recibido agresiones. La fiscalía de Actuación Genérica consideró que los efectivos actuaron correctamente. Ahora solo le queda la instancia de apelar ante Impugnación.

Cabe recordar que Diego Piedrabuena enfrenta actualmente junto a su esposa Liliana Geldrez una causa penal por el escándalo protagonizado el 12 de diciembre de 2020 en un hipermercado de esta capital, cuando presuntamente insultaron a un cajero que les indicó que no podían permanecer juntos en la línea de cajas por las medidas en el contexto de pandemia, incidente que derivó en su detención y posterior acusación. Mientras que el ex juez enfrenta cargos por atentado a la autoridad agravado por ser funcionario público, su esposa fue acusada por resistencia la autoridad y lesiones leves agravadas por ser contra funcionarios policiales.

Te puede interesar...

En ese marco, Piedrabuena también realizó su propia denuncia contra los tres efectivos involucrados, por haber actuado -a su criterio- en exceso de sus funciones y por haberlos detenido sin la debida justificación; al hecho lo calificó como abuso de autoridad, privación ilegítima de la libertad, vejaciones y lesiones leves hacia Geldrez. La causa quedó en manos de la fiscal Valeria Panozzo, quien tras hacer una extensa valoración de la prueba, consideró que los agentes actuaron de acuerdo a lo que ameritaba la situación y dentro de la norma.

Ante esto, Piedrabuena puso el grito en el cielo y convocó a una audiencia para desafiar la decisión fiscal, solicitando que se continúe adelante con la acusación, de ser necesario, con otro fiscal en la causa.

"La fiscalía no ha hecho nada, mucha de la prueba la he aportado yo y se analizó la evidencia de la otra causa (en su contra) con un sesgo de confirmación", sostuvo Piedrabuena, e indicó que le resultó "llamativo" que aún así la fiscal necesitara de "33 fojas" para explicar su decisión de no avanzar con la causa.

Refiriéndose a la prueba que forma parte del legajo, Piedrabuena dijo que se evidenciaba un claro exceso tanto de los testimonios recibidos como de los videos, que la Policía "nunca" se acercó a él para hablar sino directamente para agredirlo y que, de ser un hecho "de una violencia terrible" como algunos de los presentes lo calificaron, se hubiera evidenciado una reacción de otros presentes en el híper.

Además, sostuvo "nunca los toqué" y que simplemente intentó protegerse de las agresiones ya que estaba operado. "La fiscalía pretende que yo me deje lesionar y recibiera posiblemente lesiones de por vida", reclamó.

image.png

Respecto de la consideración de la fiscal Panozzo sobre el correcto accionar policial, criticó las "respuestas leves" que brinda la Justicia ante casos de denuncia contra agentes y comparó su caso con el de Facundo Agüero, el joven a quien cuatro policías le dieron una golpiza y lo dejaron postrado en una silla de ruedas el 8 de marzo de 2018. Consideró que no se valoró toda la prueba y que se le dio un trato muy distinto a esta investigación en comparación a la causa en su contra.

"Esto abre la puerta a que la Policía pueda hostigar a cualquiera porque no le gustó la cara, porque tiene problemas con esa persona o porque le gustó una mujer y quiere tener su teléfono", subrayó el ex funcionario. En este sentido, recordó que la fiscal del caso pidió excusarse de la causa en un comienzo, aunque esto no fue hecho a lugar, y opinó: "Panozzo nunca quiso acusar a los policías, por eso tomó esta decisión".

También insistió en que su detención y la de su esposa, Geldrez, fue injustificada, dado que sólo desistieron de concretar una compra.

Finalmente, se refirió también a las supuestas vejaciones hacia su esposa mientras era requisada en la Comisaría Primera, lo que derivó inicialmente en una acusación por abuso sexual que fue descartada por la unidad fiscal correspondiente por no configurarse tal delito.

Respecto de esto, insistió en que expusieron a su mujer al pedirle que se desvistiera y por ello sí fue una requisa irregular.

"Esto le debería pasar a la fiscal a ver si le parece correcto. A mí no me hicieron nada, a mi mujer la querían humillar", expresó.

Por su parte, Panozzo defendió su postura y también realizó un análisis pormenorizado de la prueba para respaldar su decisión. "Fueron muchos videos, testimonios, audiencias, mucha la valoración de prueba", indicó también para justificar la extensión de su resolución que fue criticada por Piedrabuena.

Valorando cada pieza del expediente, comentó que la reconstrucción de los hechos "daban cuenta de una violencia previa" a la detención, puntualmente desde el ex magistrado hacia el cajero y luego a los efectivos, que motivó su identificación y luego su demora. En cuanto a lo ocurrido durante la requisa a Geldrez, explicó que la única evidencia sobre ello es el relato de la mujer, el cual presentaba contradicciones.

"Todas estas evidencias, sumado a las lesiones de los policías, hacen que la fiscalía tome la decisión que hoy se cuestiona", sostuvo.

En este sentido, insistió en que lo denunciado "no constituye delito y sobraban motivos para la identificación". Los abogados defensores de los agentes señalados, Nahuel Urra y Alejandro Casas, coincidieron con su postura y apoyaron la desestimación de la causa.

Luego de un cuarto intermedio, la jueza interviniente, Bibiana Ojeda, apoyó la decisión fiscal.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario