Armó un duelo a muerte entre su ex y su amante: el ganador se quedaría con su amor

Acusan a una mujer de instar a los dos hombres a batirse por ella. Uno murió. Sucedió en Londres.

Una mujer de 35 años dedicada al cuidado de ancianos, Asta Juskauskiene, se enfrenta por estos días a cargos de conspiración para cometer asesinato en un tribunal londinense. La Fiscalía considera que forzó a su anterior pareja, con el que seguía manteniendo relaciones tras pedir el divorcio, y a un nuevo compañero sentimental a dirimir sus rivalidades en un "duelo medieval" a muerte, según recoge la prensa británica. El ganador del reto sería su pareja.

El 17 de junio apareció muerto en una calle del barrio londinense de Stratford (al este de la capital) uno de los dos supuestos pretendientes: Giedruis Juskauskas.

Te puede interesar...

El cuerpo presentaba 35 puñaladas y, a pesar de la crudeza del crimen, en un primer momento se pensó que se trataba de otro caso más de apuñalamiento en un fin de semana sangriento en las calles de Londres. Las indagaciones, en cambio, fueron desvelando que la muerte era el último capítulo de un peculiar triángulo amoroso.

A principios de este año, la víctima, un hombre de 42 años, se había separado contra su deseo de la mujer ahora acusada, pero ambos presuntamente seguían manteniendo relaciones sexuales. Tenían una niña en común, de cinco años, y las visitas de Juskauskas a la casa donde madre e hija vivían eran frecuentes, según recoge el diario británico The Telegraph.

En ese tiempo, Asta Juskauskiene había conocido a distancia a dos hombres que estaban en prisión en Lituania, con los que mantenía contacto por internet. Uno de ellos, Mantas Kvedaras, de 25 años, saldría libre el 29 de mayo y viajó hasta Londres. Dos semanas después, se conocieron en persona. Pronto se produjeron encontronazos con el ex marido de la mujer. Según el relato del fiscal, Hugh Davies, "cada uno de los hombres le reclamaba a Asta Juskauskiene". Una amiga de la acusada detalló que el ex marido muerto era una persona "muy celosa". El asesino, Kvedaras, ya ha reconocido el crimen, según detallan rotativos británicos, como el Daily Express.

Durante el juicio, el fiscal Davis afirmó que "el propósito de la mujer era que los hombres resolvieran el problema con violencia, en una versión actual de un duelo medieval". La Fiscalía también sostiene que Juskauskiene actuó como una figura "manipuladora", que sabía que su nueva pareja, el ex presidiario, tenía intención de infligir "violencia grave" al padre de su hija. Todo indica que el futuro de la mujer está en la cárcel.

Una amiga la mandó en “cana”

La investigación contra la mujer se basa en los testimonios de una de sus amigas, quien confirmó que Asta Juskauskiene le había revelado en una conversación que iba a quedarse con quien ganara la pelea a muerte. Juskauskas recibió 35 puñaladas y falleció en la calle. La acusación afirma que la mujer eliminó los mensajes potencialmente relacionados con el asesinato, intentó alejarse de su amante un tiempo y mintió a la Policía durante los interrogatorios relacionados con el enfrentamiento que terminó en crimen. Y aunque Kvedaras posteriormente admitió haber cometido el asesinato, increíblemente Asta sigue negando todas las acusaciones.

LEÉ MÁS

Liberaron a violador por error y atacó a 8 personas

Se quiso matar en el juicio tras escuchar la condena

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído