Arrancó un nuevo juicio por el homicidio de Gladys Ortiz

Se trata de la joven asesinada a sangre fría en 2016, hallada en el acceso al área Lindero Atravesado, camino al lago Mari Menuco.

Neuquén. El nombre de Gladys Giménez Ortiz resuena por segunda vez en el Poder Judicial, ya que los principales sospechosos de su femicidio vuelven a enfrentar un juicio esta semana. Se trata de Jorge Giménez Cáceres (pareja de la víctima) y Arnulfo Duarte (jefe de Cáceres), quienes fueron sobreseídos en un primer juicio, junto con una mujer que había sido acusada como partícipe necesaria.

Desde ayer, el Tribunal integrado por los jueces Estefanía Sauli, Gustavo Ravizzoli y Héctor Rimaro será el encargado de deliberar si Cáceres y Duarte son culpables del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Te puede interesar...

Cabe aclarar que el caso volvió a ser juzgado tras la decisión de un tribunal de Impugnación integrado por los jueces Alejandro Cabral, Andrés Repetto y Florencia Martini, que revocó la sentencia absolutoria en el caso de ambos.

En ese momento, el argumento de impugnación del fiscal Maximiliano Breide Obeid fue que la resolución absolutoria había sido arbitraria. En tal sentido, cuestionó que uno de los jueces había adherido al voto de otro magistrado sin dar sus fundamentos.

El caso salió a la luz el 24 de enero de 2016, cuando dos camioneros hallaron el cuerpo de la joven de 27 años, de nacionalidad paraguaya, en el acceso al área Lindero Atravesado, a unos 70 kilómetros de Neuquén, camino al lago Mari Menuco.

El resultado de la autopsia develaría poco después que Gladys había sido ejecutada ese mismo día, alrededor de las 16, de tres tiros con un arma 9 milímetros, previo a ser abandonada en el lugar.

Ahora, a poco más de tres años de su femicidio, la actual fiscal del caso, Eugenia Titanti, señaló durante su alegato de apertura que demostrará la relación de la joven con Cáceres y el plan común que este elaboró con su jefe para cometer el crimen.

En este sentido, la fiscal se refirió a las comunicaciones que ambos mantuvieron el día del hecho para convencer a Gladys de que viajara de Plaza Huincul a Neuquén, con la excusa de venderle un lote a 25 mil pesos en Cipolletti.

Por otra parte, el defensor de los acusados, el abogado particular Ricardo Mendaña, señaló que “no hay testigos presenciales” y que “ambos son inocentes”.

LEÉ MÁS

Se volverá a hacer un juicio por el crimen de la paraguaya

Le dio una golpiza a su mujer y la dejó internada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído