Asados, la paz de Junín y la vuelta al ruedo para Camilo

El piloto de TC contó cómo fueron sus días de descanso y las expectativas renovadas para el 2016. Y se animó a contestar un ping-pong.

Javier Cantarini
Cantarinij@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Un par de asados con los amigos, el brindis de fin de año con la familia y unos días de descanso frente al lago Paimún (Junín de los Andes) le sirvieron a Camilo Echevarría para enfriar la cabeza, cargar energías y comenzar a pensar en lo que será una nueva temporada del TC tras su debut en 2015.

"Me encanta Paimún, siempre que puedo vengo porque es un lugar hermoso y muy tranquilo", expresó Echevarría.

El neuquino tuvo un par de semanas para descansar tras un agitado 2015, en el que se dividió entre sus estudios de abogacía y su debut en el TC, además de sus incursiones en el automovilismo europeo. "Con el ruido de la ciudad ya extraño la provincia", enfatizó Camilo.

Es que el piloto está en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para seguir de cerca el progreso del Chevrolet con el que correrá, a partir del 21 de febrero, cuando la categoría abra la temporada en el autódromo de Viedma, para luego cumplir con su segunda fecha entre el 4 y 6 de marzo en Centenario.

Así, en el taller de Ramos Mejía está el equipo de trabajo terminado de armar el auto con el que Leonel Pernía compitió en 2014. "Está nuevo", afirmó Echevarría, ya con ganas de probarlo, y agregó: "Estuvimos en el taller. Al auto lo desarmaron en diciembre, y ahora se está trabajando en el armado desde el lunes". "Nos quedan algunas piezas del motor para terminar", indicó.

Al auto se le van a realizar las pruebas correspondientes, y dos semanas antes del arranque de la temporada Camilo lo podrá hacer rugir en el asfalto. Y mientras el motorista Pablo Satriano y sus ingenieros se encargan de la mecánica, el piloto se predispone a comenzar con su rutina de entrenamientos.

"Esta semana arranco con el gimnasio para llegar bien al comienzo del calendario", soltó el campeón del TC Pista en 2014, que fiel a su carácter ganador, se plantea nuevos objetivos para el 2016, a pesar de que todavía resta un mes para el inicio de la categoría más popular de Argentina.

"Aunque todavía no hicimos la estrategia del año, el objetivo es poder entrar al playoff. Pero ahora hay trabajar en el auto para mejorar su rendimiento, que es eso lo que nos va a permitir andar bien", enfatizó el piloto, que durante la pasada temporada tuvo que lidiar más de la cuenta con su Torino.
Con las energías renovadas por el aire puro de la cordillera y el afecto de sus seres queridos, Echevarría sólo piensa en pisar a fondo su Chevrolet.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído