Aseguran que los emoticones juegan un papel clave en la comunicación

La experta en lenguaje corporal Catalina Pons resaltó la importancia de estas imágenes digitales para transmitir emociones.

Los emoticones juegan hoy un papel clave para completar los mensajes a través de redes sociales o aplicaciones móviles porque "transmiten la parte emocional que las personas desean que llegue al interlocutor" cuando se expresan verbalmente, según una experta española en lenguaje corporal.

Es si bien el 93 por ciento de la comunicación tradicional en el cara a cara es no verbal y toda la parte emocional de la comunicación que se expresa a través del lenguaje corporal, esto se perdería totalmente en el mundo digital escrito si no fuera por los emoticones.

"Los emoticones no son un adorno, ni algo infantil o moderno, transmiten la parte emocional que las personas desean que llegue al interlocutor", aseguró Catalina Pons, experta en lenguaje corporal, profesora de comunicación y autora de 'Comunicación no verbal' (Kairós, 2015).

"Tienen un efecto importante ya que se ha demostrado que por ejemplo un emoticón de cara sonriente ejercen el mismo efecto sobre el cerebro del receptor que la visión de un rostro real sonriendo y provocan en éste una respuesta de las neuronas espejo de la misma emoción que le permite entender y sentir el tono del mensaje", aclaró.

Según explicó, progresivamente los usuarios del entorno digital han aprendido a incorporar emociones a través de estos elementos gráficos para que sea posible entender el tono en el que hablaríamos, con ironía o en broma por ejemplo, si se tratara de una conversación presencial.

"El lenguaje corporal es primario, anterior a la capacidad de hablar del ser humano, estamos dotados genéticamente para utilizarlo y basamos nuestras decisiones a partir de lo que sentimos que nos transmite", apunta la profesora e investigadora en comunicación.

Las intuiciones basadas en la decodificación inconsciente del lenguaje corporal de otros permiten percibir las disonancias entre, por ejemplo, lo que nos dicen de forma verbal y aquello que traslada el lenguaje corporal del emisor.

"Tomamos decisiones sobre acercarnos, confiar o escuchar a alguien en base al lenguaje corporal que despliega y cuando estos indicios no existen, como sucede en muchos casos en la comunicación digital, nos sentimos confusos", aclara la autora.

Este es el motivo de los malos entendidos que se generan a través de los correos electrónicos derivados de la falta de información emocional que podría comunicarse a través de una reunión personal.

Este vacío en la información emocional lo ha venido a llenar el uso de los emoticones en las comunicaciones digitales ya que como señala Pons "escribir sobre las emociones es mucho más difícil que representarlas con símbolos".

Sin embargo, este uso de los emoticones en los mensajes digitales puede en ocasiones ayudar a trasladar emociones que en realidad no sentimos, algo que en las conversaciones reales fuera de la vida digital es casi imposible por lo difícil de manipular el lenguaje corporal inconsciente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído