Asesino salió de la U12 por un tratamiento y no volvió

En 2018 le habían otorgado salidas para recuperarse de su adicción.

Luego de que un condenado por homicidio saliera de la Unidad de Detención N° 12 y no regresara, la Justicia dictó una orden de captura para el prófugo y revocó las salidas que le habían otorgado hace tres meses para que realizara un tratamiento por sus adicciones.

El prófugo es Nicolás Rayguan, de 37 años, quien fue condenado en 2017 por haber asesinado a piñas y patadas a Hernán Herrera en el barrio 1° de Febrero de Plottier. En aquel momento, tras un acuerdo de partes, le dictaron tres años de prisión por el delito de homicidio en ocasión de riña.

Te puede interesar...

De acuerdo con lo explicado por el fiscal Carlos Caroselli en una audiencia realizada ayer en Ciudad Judicial, el 13 de noviembre de 2018, la Justicia le otorgó a Raygual salidas del penal para que comenzara un tratamiento en un centro de rehabilitación.

Sin embargo, el 14 de enero, la cárcel emitió un informe en el que se dejó constancia deque ese día el hombre no había regresado luego de una salida.

Ese mismo día, la jueza Carina Álvarez dictó el pedido de captura, que sigue vigente hasta la fecha. Pero ayer, en la audiencia, Caroselli solicitó, además, que se le revocaran las salidas que le habían sido otorgadas, pedido que fue avalado por la jueza de Ejecución, Raquel Gass.

En sus argumentos, la jueza explicó que hace apenas cuatro días el tutor del condenado le comentó los detalles del tratamiento que estaba realizando Rayguan.

Se trata de Nicolás Rayguan, quien en 2013 asesinó a un hombre en una pelea callejera en Plottier. Por el homicidio fue condenado a tres años de prisión.

“Al margen de esto, las salidas tampoco iban a seguir siendo sostenidas porque el tutor así lo había comunicado y, es más, señaló que no tenía ningún sentido el tratamiento que realizó”, indicó Gass.

El homicidio que se le atribuyó ocurrió el 23 de marzo de 2013, alrededor de las 20, cuando Rayguan se encontraba junto a su hermano en la calle Huipil de Plottier.

Allí, ambos comenzaron a golpear a la víctima y a su hermano con sus puños, piedras y hasta con un destornillador, según lo trascendido en audiencias anteriores.

En medio de la pelea, Rayguan le arrojó una piedra en la cabeza a Herrera, quien cayó desvanecido al suelo. Sin detener la violencia, el condenado y su hermano continuaron pateando a la víctima hasta que falleció por un traumatismo encefalocraneano grave.

Finalmente, en 2017, Nicolás Rayguan admitió su responsabilidad en el crimen y comenzó a cumplir la pena.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído