Asesinó a sus dos hijos y a los de su novia y se suicidó

El hombre se había atrincherado en su casa tras agredir a su pareja.

Estados unidos. La ciudad de Orlando, Estados Unidos, está conmocionada por un caso de violencia doméstica que terminó con el asesinato de cuatro niños y del hombre, padre de dos de ellos, que los tomó como rehenes.

Los cuatro niños fueron encontrados muertos en el apartamento donde Gary Wayne Lindsey Junior, de 35 años, se atrincheró tras haber herido a uno de los policías que habían respondido a un llamado de emergencias por violencia doméstica.

El agresor, quien tenía antecedentes penales por incendio premeditado y violencia doméstica, también fue encontrado muerto, según dijo John Mina, jefe de la Policía de Orlando, durante una conferencia de prensa. “Trabajamos duro para que esta situación terminase pacíficamente. Desafortunadamente, tuvo un final trágico y triste”, comentó.

El complejo de viviendas donde se produjo el suceso fue evacuado después de que la novia de Lindsey Jr. lograse salir del apartamento casi a medianoche del domingo y denunciara a la policía que su novio la había agredido y se había quedado en el interior de la vivienda con los cuatro niños, dos de ellos hijos de ella y dos de él. Cuando los policías llegaron cerca de la medianoche al complejo de apartamentos, Lindsay Jr. abrió fuego e hirió de gravedad al agente Kevin Valencia. Las cinco comunicaciones para negociar por una entrega pacífica no tuvieron buen desenlace

En rueda de prensa, el jefe policial de Orlando pidió a la gente que siga orando por Kevin Valencia, quien sufrió heridas de “mucha importancia” al recibir disparos del hombre que se atrincheró con los niños. Valencia permanece en estado crítico en el Centro Médico Regional de la ciudad, donde fue operado de un disparo en el rostro.

El incidente duró cerca de 21 horas y ahora los médicos forenses y la policía se disponen a investigar los hechos en un día en el que Orlando, la ciudad del centro de Florida mundialmente conocida por sus parques temáticos, conmemoró el segundo aniversario de la muerte de 49 personas que asistían a una fiesta latina en la discoteca Pulse y fueron asesinados por un guardia de seguridad de origen afgano, Omar Mateen, que juró lealtad al EI antes de caer muerto por los disparos de la policía.

21 horas

Transcurrieron desde que los policías, alertados por la pareja de Gary Wayne, llegaron a la vivienda. Allí el agresor los recibió con disparos. Tuvieron cinco comunicaciones para negociar pero no tuvo un buen desenlace.

Con una bomba, retuvo a la gente

En el Distrito X de París, en Francia, un hombre entró a un edificio haciéndose pasar por delivery y tomó de rehenes a tres personas, entre ellos a una embaraza. Luego de varios horas de tensión y negociación, en la que el atacante afirmó tener una bomba y pidió contactar con la embajada de Irán, la policía de la Brigada de Investigación e Intervención ingresó por asalto, logró liberar a todos los rehenes sin ningún daño para ellos y pudo detener al hombre. Hubo un cómplice fuera del edificio que escapó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído