Atención conductores: El alcohol en exceso afecta al cerebro durante la resaca

Un estudio detectó que, aun cuando ya no hay alcohol detectable en el organismo, una persona que bebió demasiado el día anterior tiene menos atención, menos memoria y menos capacidad psicomotriz.

Los efectos de una borrachera son más potentes de lo que se cree y de lo que se percibe. Un estudio realizado por la Universidad de Bath, en el Reino Unido, reveló que aun cuando ya no hay alcohol detectable en el organismo, una persona que bebió demasiado el día anterior tienen menos atención, menos memoria y menos habilidades psicomotrices (velocidad y coordinación entre ellas) que las personas sobrias, aun cuando ya no hay alcohol detectable en su organismo que alguien sobrio.

"Nuestros hallazgos demuestran que la resaca puede tener consecuencias serias para el desempeño de actividades cotidianas como conducir, y para cualidades necesarias en el trabajo como la concentración y la memoria", dijo Sally Adams, una de las autoras, a Science Saily.

De acuerdo con la investigación, aunque una persona ha bebido de más no maneje hasta que el alcohol haya desaparecido de su torrente sanguíneo, tendrá de todos modos limitaciones en los procesos cognitivos que intervienen en la conducción de un automóvil. Del mismo modo, si opera maquinaria peligrosa en el trabajo, aun haciéndolo después de haber recuperado la sobriedad presentará más riesgos a la seguridad del entorno laboral.

El trabajo, en el que también participaron expertos de la Universidad de Bristol y el Instituto de Estudios Farmacológicos de Utretch, analizó 770 investigaciones previas. Encontró que aquellas personas con hasta 0,2% de alcohol en sangre (es decir, que ya habían procesado su consumo) "tenían afectadas la velocidad psicomotriz, la memoria del corto y el largo plazo y la atención sostenida", dijo el autor principal del estudio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído