Aumentan los conductores designados en la ciudad

Son los que deciden, dentro de un grupo o pareja, no tomar alcohol.

Neuquén.- Con la intensificación de los controles a partir de la puesta en vigencia de la tolerancia cero al alcohol en Neuquén, aumentó la cantidad de conductores designados, es decir, aquellas personas que integran una pareja o un grupo y que deciden no beber a la hora de manejar un determinado vehículo.

El dato fue dado a conocer ayer por el director de Tránsito de la Municipalidad, Facundo Churrarín, quien estimó que este fenómeno se potenciará a futuro y hará que cada vez se registren menos casos de personas con alcohol en sangre.

“Esto es lo que se vio este fin de semana, con una fuerte presencia de esta clase de conductores, con lo cual esperemos que a futuro el número de gente alcoholizada vaya en disminución. El tema surgió porque los propios conductores lo manifestaban y se dio mucho en grupo de jóvenes, principalmente”, indicó Churrarín.

El funcionario estimó que actualmente, en promedio, de los operativos surge que la cantidad de conductores identificados con distintos grados de alcoholemia ronda entre el siete y el diez por ciento. Lo que aparece en los últimos operativos es una baja del grado de alcohol en sangre de los casos positivos.

El dato: En los últimos controles, el grado de alcohol en sangre en casos positivos bajó.

Controles

Este fin de semana se registraron 320 controles, de los cuales 50 fueron a taxistas (todos negativos) y 270 fueron a particulares. A su vez, se contabilizaron 24 casos positivos, con un episodio de un fugado al que se le identificó la patente y dos que se negaron al control y se les secuestró igual el auto. El caso más curioso se dio con un hombre de entre 30 y 35 años que accedió al test pero fue imposible realizárselo dado que no se podía mantener en pie de lo borracho que estaba. Lo que se hizo fue secuestrarle la licencia y se le labró la infracción. El hecho ocurrió el domingo por la madrugada en el alto de Neuquén. “La multa y los módulos a cobrar en este caso lo determinará la justicia de faltas, pero se tomará un valor alto por no haber podido hacer la prueba”, apuntó Churrarín.

En cuanto al fugado, el caso se dio el sábado por la tarde en la zona del Bajo. Allí, los inspectores detuvieron un vehículo cuyo conductor, en principio, pareció acceder al control. Sin embargo, luego emprendió la marcha. “Hizo un zigzag entre los conductores sin generar un accidente de milagro y se escapó, pero ya está identificado el dominio del vehículo y se labrarán las actuaciones de oficio”, informó el funcionario.

Otro caso positivo grave se dio con una persona que tenía 2,82 de alcohol en sangre.

320 controles se hicieron durante el fin de semana.

De ese total, 50 se hicieron sobre taxistas (que dieron todos negativos) y 270 fueron a particulares. Se contabilizaron 24 casos positivos con distintos grados de alcohol en sangre.

Restaurantes piensan en nuevas estrategias

Ya no desbordan las botellas de cerveza y de vino. El consumo es moderado en algunas mesas y nulo en otras. En las reuniones de amigos donde antes se veían varias copas y tragos hoy sobran las latas de gaseosas y botellas de agua. En muchos casos, ningún comensal se quiere arriesgar a la multa ni al secuestro del auto.

La normativa de alcohol cero generó una baja en las ventas para los restaurantes de la ciudad, por lo que sus dueños ya piensan en algunas estrategias tendientes a revertir esta situación.

Por caso, desde La Nonna Francesca se indicó que analizan la posibilidad de ofrecer de manera gratuita un conductor puesto por el tradicional restaurante para que los clientes que deseen ingerir bebidas alcohólicas lo puedan hacer sin tener que pensar en conducir.

A su vez, desde Zure, un nuevo local gastronómico que se ubica en la calle Juan B. Justo, se señaló que estudian la propuesta de ofrecer un menú gratis para aquel conductor designado dentro de un grupo de comensales.

Los encargados de este lugar advirtieron que en las últimas semanas les bajó mucho la venta de alcohol.

Evitar las duras sanciones

La ordenanza de alcohol cero comenzó a regir el 19 de junio del mes pasado. Estipula que quienes no superen el test de alcoholemia deberán abonar una multa que tiene un tope de 42.000 pesos para los particulares y el doble para los profesionales. Si la prueba da 0,01 miligramos de alcohol en sangre, el automovilista recibirá una sanción de 1800 pesos. En todos los casos la licencia será retenida.

Según las estadísticas, la presencia de alcohol o drogas, o los dos elementos juntos, es absolutamente mayoritaria en los accidentes registrados en Neuquén. Así lo informaron en su momento desde el Servicio de Emergencias (SIEN).

El concejal Sebastián Gamarra (Propuesta Ciudadana) propuso semanas atrás que la medida se extienda a toda la provincia y para ello presentó un proyecto de ley Programa Alcohol y Droga Cero en la Legislatura.

El tema se expuso en la Comisión de Asuntos Municipales, Turismo y Transporte y sugiere la unificación de bases de datos y sanciones. No obstante, todavía no se consiguió un avance en su tratamiento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído